Banca

Ibercaja propone un ere para 790 empleados y cerrar el 21% de la red

El ajuste supone la salida del 15% de la plantilla y la clausura de 220 sucusales

Una oficina de Ibercaja
Una oficina de Ibercaja

Nuevo anuncio de ERE en el sector financiero. Ibercaja, que había suspendido un ERE que tenía en marcha el pasado 29 de mayo ante la situación del estado de alarma, ha comunicado hoy a los sindicatos su propuesta para cerrar el 21% de sus oficinas, es decir, un total de 220 sucursales, y la salida de 790 personas, el 15% de la plantilla.

La distribución sería un 80% de las salidas se llevarían a cabo en sucursales y el 20% restante en los servicios centrales.

Los sindicatos esperan rebajar considerablemente esta proposición inicial. El ERE se llevaría a cabo por prejubilaciones y salidas voluntarias. Además, la entidad pretende negociar la movilidad geográfica.

El anuncio de un nuevo ajuste en Ibercaja se produce coincidiendo con las negociaciones iniciadas por Banco Santander con el mismo objetivo de reducir plantilla, y con las de Banco Sabadell. Las tres entidades no están afectadas por planes de fusión, por el momento.

Bankia y CaixaBank, o Unicaja y Liberbank, también anunciarán en los próximos meses sus ajustes de oficinas y plantilla, pero en ambos casos los despidos se justifican por sus planes de fusión. 

Hasta el momento, la banca cuenta con planes de reducción de empleo en el sector entre este año y 2021 por un total de unas 15.000 personas, según han ido anunciando las entidades en los últimos meses (desde que finalizó el verano).

La crisis económica, que afecta directamente al negocio bancario, y el cambio de costumbres de los clientes, que tras la pandemia se han vuelto más digitales, son los argumentos esgrimidos por la banca para emprender estos recortes de plantilla. Todos los bancos buscan mejorar su rentabilidad con una mejora de la eficiencia.

 

Normas
Entra en El País para participar