INE

Las ventas minoristas ahondan su caída en septiembre al 3,3% interanual

La facturación retomó las caídas en términos mensuales (-0,3%) tras cuatro meses consecutivos de subidas por los rebrotes

Un cliente paga con tarjeta Visa en un comercio.
Un cliente paga con tarjeta Visa en un comercio. Europa Press

El comercio minorista registró un descenso de sus ventas del 3,3% a precios constantes en septiembre respecto al mismo mes del año pasado, corregidos los efectos estacionales y del calendario, profundizando así la caída de agosto, que fue del 2,9%, según ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE). El dato de septiembre incluye un incremento incluido del comercio "online" del 28,7 % en tasa interanual.

En términos mensuales, el comercio minorista retomó las caídas tras cuatro meses consecutivos de aumentos y bajó un 0,3%, como consecuencia del aumento de los rebrotes de coronavirus, que han obligado a adoptar nuevas restricciones.

El Índice General del Comercio Minorista registró un descenso interanual del 2,1% en la serie original, lo que supone una tasa de 2,6 puntos por encima frente a la de agosto (-4,7%). Las caídas se debieron principalmente a los resultados de las pequeñas cadenas y las empresas con un único local. Así, las ventas minoristas suman siete meses en terreno negativo, mientras que las ventas por Internet se desaceleraron con respecto a agosto, un 9,2%.

El índice general sin incluir estaciones de servicio y corregido de efectos estacionales y de calendario bajó un 3% interanual en septiembre y un 1,6% en la serie original. Si desglosamos estas ventas por tipo de producto, Alimentación bajó un 2,7% y el denominado como Resto un 3,1% corregidos los efectos estacionales. Estos descensos fueron menores en la serie original.

Por modos de distribución, las pequeñas cadenas (-12,7%), y las empresas unilocalizadas (-4,2%) disminuyeron sus ventas respecto a septiembre del año anterior, mientras que las grandes cadenas (4,2%) y grandes superficies (1,4%) las aumentaron.

Por productos, el comportamiento de los diferentes modos de distribución es similar. La alimentación creció en grandes superficies (4,3%) y grandes cadenas (3,9%), mientras que bajó en empresas unilocalizadas (-9,4%) y pequeñas cadenas (-9,2%), lo que explica la dificultad del pequeño comercio de proximidad para llegar al consumidor en esta etapa de pandemia.

Por su parte, las pequeñas cadenas (-14,1%) fueron las que más disminuyeron sus ventas del resto de bienes, mientras que las grandes cadenas (3,6%) fueron las que más las aumentaron.

Por comunidades autónomas, las ventas minoristas descendieron en tasa anual en siete comunidades autónomas en septiembre y subieron en 10. Aparte de Ceuta y Melilla, aquellas más dependientes del turismo registraron las mayores caídas: Islas Baleares (-16,5%) y Canarias (-13,9%) presentan los mayores descensos. Por su parte, Principado de Asturias (4,1%) y Galicia (4,0%) registran los mayores aumentos.

En cuanto a la ocupación, el índice de ocupación en el sector del comercio minorista presentó en septiembre una variación del -3% respecto al mismo mes de 2019, tasa que es tres décimas superior a la registrada en agosto. En las estaciones de servicio la ocupación bajó un 4,9%.

El empleo del comercio minorista disminuyó en todas las comunidades en tasa anual siendo las Islas Baleares la que registró la mayor bajada (-8,5%).

Normas
Entra en El País para participar