Automoción

CIE gana un 47 % menos pero ya trabaja al 85 % de su capacidad

Previsión de volver el último trimestre a los niveles de rentabilidad pre Covid

Jesús María Herrera, consejero delegado de CIE Automotive.
Jesús María Herrera, consejero delegado de CIE Automotive.

CIE Automotive ganó 117,8 millones netos al tercer trimestre, un 47,45 % menos que en el mismo periodo del año anterior. La caída en las ventas fue del 23,3 %, hasta 2.000 millones. El fabricante de componentes de automoción ha logrado de julio a septiembre pasados un nivel de ocupación de sus plantas del 85 %, que el mes pasado incluso llegó al 90 %.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 284 millones, un 37, 90 % menos. Con un Ebitda sobre ventas del 14,2 % (tras un recorte de 3,3 puntos). El grupo espera recuperar en el último trimestre de 2020 sus niveles de rentabilidad anteriores al Covid-19.

Jesús María Herrera, consejero delegado de CIE, justificó esta previsión por su modelo de flexibilidad de costes, que le llevó a realizar 4.000 despidos en la primera parte del año. En el tercer trimestre ha vuelto a aumentar la plantilla, en este caso en 655 empleos.

CIE también se apoyará, según Herrera, en sus estrategias de descentralización, con la que cada fábrica es una unidad propia de negocio, y de diversificación en clientes y mercados.

La corporación con sede en Bilbao garantiza que mantendrá su política de reparto de dividendos y de compra de acciones propias.

Al 30 de septiembre, CIE contabilizaba una reserva de liquidez de 1.218 millones, Su deuda financiera neta (DFN) ha crecido un 16,5 %, por encima de los 1.770 millones. La DFN supone 4,09 veces el Ebitda, por encima de sus estándares de 2,2 veces como máximo. En mayo pasado alcanzó su mayor de pasivo, que ahora evoluciona a la baja por su capacidad de generación de caja.

Normas
Entra en El País para participar