Telefónica Brasil lleva la fibra a 254 ciudades y aspira a llegar a 14 millones de hogares este año

Acelera en el proceso de constituir un FiberCo con socios

Aplica la experiencia alcanzada en el mercado español

Sede de Telefónica Brasil.
Sede de Telefónica Brasil.

Telefónica Brasil ha pisado el acelerador en el despliegue de fibra óptica hasta el hogar (FTTH). En los últimos dos años, ha más que duplicado el número de ciudades a las que llega con esta tecnología, al pasar de 100 en septiembre 2018 a 254 ciudades y municipios del país en la actualidad. La última de ellas, este mismo mes, ha sido Pinhais, en la región metropolitana de Curitiba, Campo Largo Penápolis, Tietê, Boiçucanga y Marialva.

Además, en el mismo periodo, se han sumado más de cinco millones adicionales de hogares pasados con FTTH. Telefónica cuenta ahora con 13,1 millones de hogares pasados. De ellos, dos millones de hogares fueron cubiertos con FTTH en los primeros seis meses del año.

De esta forma, y pese al momento extraordinario que se está viviendo por la pandemia del Covid-19, la teleco sigue en la senda que se fijó hace dos años, para alcanzar los 14 millones de hogares pasados con FTTH a final de 2020.

En la actualidad, sólo el 20% de los hogares (con dirección) en Brasil cuentan con banda ancha de alta velocidad, lo que implica una oportunidad enorme en cuanto a la expansión de la fibra en Brasil. Además, el aislamiento social y la popularización del teletrabajo desde casa durante los peores meses de la pandemia ha hecho evidente que la conectividad de calidad se ha vuelto esencial.

Telefónica está realizando el mayor despliegue de fibra de Latinoamérica, y ha tirado de la experiencia en España, donde cuenta con la mayor red de fibra de Europa.

Socios

Eso sí, al otro lado del Atlántico, el despliegue se basa tanto en el uso de capital propio como en la puesta en marcha de modelos alternativos para acelerar la expansión de la tecnología y optimizar las inversiones. En Brasil, se han identificado ciudades y mercados tier 1, que se abordan con despliegues e inversiones propios.

Además, existe un segundo grupo de ciudades, tier 2, donde se buscan modelos alternativos, como acuerdos con terceros. Ese sería el caso del acuerdo que, por ejemplo, se alcanzó en 2019 con American Tower para desplegar fibra en más de 40 ciudades en Minas Gerais, con el objetivo de alcanzar 800.000 hogares en tres años. Con este modelo, ha expandido la fibra a 16 municipios de dicho estado en lo que va de 2020; y adicionalmente con Phoenix, en otras ocho ciudades de Espirito Santo, Goiás, Minas Gerais y Rio Grande do Sul.

Además, Telefónica Brasil tiene en marcha un proceso para crear una FiberCo, mayorista, neutra e independiente, en la que dará entrada a socios inversores. Este modelo también está siendo utilizada por la teleco en Alemania.

También hay un tercer grupo de ciudades y zonas, que se aborda a través de un modelo de franquicias, de la mano de Terra, en el que la inversión procede de los socios locales, y Telefónica proporciona la tecnología, a través de un modelo de negocio de compartición de ingresos.

Una tecnología clave para las cuentas

Las infraestructuras de nueva generación son claves para Telefónica en Brasil, uno de los cuatro mercados estratégicos del grupo, junto a España, Alemania y Reino Unido. La evolución de la fibra será uno de los puntos de atención para los inversores en la presentación de los resultados del tercer trimestre, que tendrá lugar este miércoles.

Los ingresos por fibra óptica de Telefónica Brasil ya representan el 47,8% del total del volumen de negocio de la banda ancha de la compañía, que aumentó un 6,7% en el segundo trimestre del año. Además, la fibra hasta el hogar está impulsando el crecimiento de la televisión por internet que, entre abril y junio, registró un aumento del 22,3% en los ingresos y un incremento del 24,3% en accesos.

Normas
Entra en El País para participar