Securitas Direct España bate récord de facturación hasta los 820 millones en 2019

Triplica su cifra de negocio desde el año 2008

Paga 6,3 millones tras una inspección tributaria

Fachada de Securitas Direct.
Fachada de Securitas Direct.

Securitas Direct España cerró un ejercicio de récord en 2019. La compañía de venta e instalación de alarmas para hogares y empresas registró una facturación de 820 millones de euros, lo que supone un 19% más que en el año anterior y su cifra más alta en el mercado español, según reflejan sus últimas cuentas anuales, depositadas recientemente en el Registro Mercantil.

En los últimos años, Securitas Direct no ha dejado de elevar sus cifras de negocio en España. Según los datos consultados a través de Insight View, desde 2008 ha triplicado su facturación al pasar de 273 millones a los citados 820 millones obtenidos en 2019.

No obstante, este aumento de la facturación no se vio reflejado de igual modo en el beneficio de la compañía, ya que cayó un 12% hasta los 74 millones de euros. Según detalla la empresa en el informe de gestión adjunto a las cuentas, de ese resultado 20 millones se repartieron como dividendo a cuenta y los 54 millones restantes como dividendo complementario. En 2018 Securitas Direct España había destinado 45 millones al reparto de dividendo y 39,9 millones como dividendo complementario.

Por otro lado, en el mismo informe de gestión se explica que, tras varias actuaciones de comprobación e investigación tributaria sobre ejercicios anteriores, Securitas Direct España tuvo que pagar 6,3 millones de euros.

El grueso de esta cantidad (5,5 millones) se deriva principalmente por actuaciones sobre el impuesto de sociedades. El informe indica que se debe al “ajuste de bases imponibles negativas aplicadas por el grupo de consolidación en 2013”, además de “la fijación del importe de los gastos fiscalmente deducibles por los pagos realizados por Securitas Direct España a la matriz del grupo en concepto de cesión del modelo de negocio en los ejercicios 2012 y 2013” y porque la Agencia Tributaria considera “fiscalmente no deducible” parte del gasto financiero devengado por la matriz durante los ejercicios 2012 a 2014.

Los 0,8 millones restantes se deben a una deuda tributaria relacionada con los derechos de importación y el IVA a la importación declarados en los ejercicios de 2016 y 2017. No obstante, en el documento se explica que esta deuda tributaria es deducible por lo que no supone un gasto para la compañía.

Además, Securitas Direct España mantenía provisionados 1,1 millones a cierre de 2019 por varios ajustes propuestos por la inspección que tienen que ver con la venta de material a filiales extranjeras. A cierre del ejercicio esta actuación se mantenía recurrida.

Normas
Entra en El País para participar