Política

Vox suspende la negociación de los presupuestos andaluces tras las críticas de Casado

El grupo parlamentario de la formación de ultraderecha en Madrid advierte a Ayuso de las consecuencias de seguir los pasos de Casado

El portavoz del grupo parlamentario Vox en Andalucía, Alejandro Hernández.
El portavoz del grupo parlamentario Vox en Andalucía, Alejandro Hernández.

La moción de censura y el distanciamiento resultante entre Vox y PP ya está teniendo sus primeras consecuencias. Así, minutos después de que terminará la votación en el Congreso, el grupo de Vox en el Parlamento andaluz ha decidido suspender una reunión que tenía este jueves fijada con el consejero de Hacienda, Juan Bravo, para seguir avanzando en las negociaciones sobre el presupuesto de la Comunidad para 2021, tras la intervención que ha hecho el presidente del PP, Pablo Casado, en el debate de la moción de censura en el Congreso de los Diputados, donde ha acusado al dirigente de Vox, Santiago Abascal, de buscar la "ruptura" en España.

Fuentes de Vox Andalucía han confirmado a Europa Press que esa reunión estaba prevista para la tarde de este jueves y que, finalmente, han decidido suspenderla tras esa intervención del presidente del PP contra Vox. "El Presupuesto de la Junta para 2021 está totalmente en el aire", han asegurado fuentes del partido de ultraderecha a El País.

De hecho, el portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández, ha decidido convocar una rueda de prensa a las 18,00 horas de este jueves para valorar la situación ante la negociación de los presupuestos para 2021. Vox, que tiene acuerdos suscritos con los partidos que conforman el Gobierno andaluz, PP-A y Ciudadanos (Cs), tiene desde hace meses negociaciones abiertas con la Junta sobre las cuentas del próximo ejercicio, que se presentarán en unas semanas en el Parlamento.

El propio Hernández ha manifestado este jueves tras la intervención de Casado en el Congreso que el presidente del PP ha marcado la posición de su partido y ha demostrado claramente "que prefiere a los que pactan con ETA antes de apoyar la moción".

Ha agregado que Casado, tras su intervención en el Congreso, "ha conseguido lo nunca visto, el aplauso unánime de Podemos, de PSOE y de los grupos que quieren destruir España, con un discurso que ha bordeado el tono ofensivo y descalificaciones ad hominem que debería estar fuera de cualquier discurso". Asimismo, ha indicado que Pablo Casado ha "conseguido otro hito, defraudar a la inmensa mayoría de sus votantes: Lo que se siembra es lo que luego recogerá". Por su parte, Santiago Abascal ha manifestado este jueves en el Congreso que Vox mantendrá el apoyo al Gobierno andaluz pese a la "equidistancia" y "ataques" de Casado.

Durante su intervención en el debate de la moción de censura, las palabras de Casado hacia Vox han sido muy duras. "Hasta aquí hemos llegado", le ha dicho a Abascal. Vox no pretendía cambiar al Gobierno, sino "suplantar al PP", y "le ha salido el tiro por la culata". "Abandone toda esperanza, no es el primero que lo intenta pero será el último", ha advertido.

El líder de los populares ha criticado que Abascal haya impulsado una moción de censura contra Sánchez sin contar con una mayoría parlamentaria para sustituirle en la Moncloa. Con el fracaso de esta iniciativa, Vox ha "llegado en auxilio" del "Gobierno Frankenstein" para "suturar sus cicatrices" y "revivir a la criatura", ha afirmado.

En otras regiones, cuyo Gobierno también depende de Vox, también ha habido reacciones. El presidente de Andalucía, Juanma Moreno, líder de un gobierno de coalición con Ciudadanos que depende del respaldo externo de Vox ha dado su enhorabuena a Casado en Twitter: "Hoy ha quedado demostrado que España necesita a Pablo Casado de presidente y al proyecto que representa el PP".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, cuya gobernabilidad pende de los mismos equilibrios, ha apoyado a Casado como "única alternativa posible", ha defendido que el PP volverá a sacar a España de la crisis y ha cargado contra la moción de Vox. "Quizá otros puedan permitirse estos juegos. España y los españoles, no", ha apuntado.

No obstante, el Grupo Parlamentario de Vox en la Asamblea de Madrid ha pedido a Ayuso, que en Madrid no haga como Casado, que se une al "consenso 'progre'" y que "no muerda la mano" del grupo político que les permite gobernar en la región.

Así lo ha lanzado el segundo portavoz adjunto de Vox, Íñigo Henríquez de Luna, durante la comparecencia de la presidenta madrileña en el Pleno de la Cámara regional. Le ha afeado que el Gobierno regional "no es de coalición" sino de "colocación" con el reparto de consejerías. Así, piensa que podría haber aprovechado la salida de Reyero para "reducir el número" de cargos públicos".

"Háganos caso, que le irá mucho mejor. No muerdan la mano al grupo político que les ha permitido estar ahí, a la señora presidenta y al señor vicepresidente, no hagan hoy como el señor Casado en el Congreso que ha decidido alinearse con el consenso 'progre', no lo hagan que se van a equivocar", ha lanzado.

Normas
Entra en El País para participar