Textil

Inditex indemnizará como un despido improcedente a los trabajadores de tienda que no acepten un traslado

La compañía garantiza que recolocará a los empleados de establecimientos que vayan a cerrar dentro de un radio máximo de 25 kilómetros

Una tienda de Zara en Madrid.
Una tienda de Zara en Madrid.

Inditex y los sindicatos han llegado a un principio de acuerdo para fijar las condiciones de la recolocación de los empleados de las tiendas que el grupo textil cerrará durante los próximos meses en España, dentro de un proceso anunciado en junio pasado y en el que planea clausurar entre 1.000 y 1.200 tiendas en todo el mundo, hasta 300 de ellas en el mercado doméstico. CC OO y UGT valoran "positivamente los avances que se están produciendo en la negociación, que van encaminados a cumplir el objetivo que nos habíamos propuesto que es el mantenimiento del empleo en este proceso de transformación digital de las tiendas", han indicado en un comunicado.

Entre esas medidas anunciadas por la representación sindical se fija que la empresa indemnizará como un despido improcedente a los trabajadores que no acepten la propuesta de cambio de puesto de trabajo o de traslado. Una compensación a la que estos empleados podrán acceder durante el primer año desde el cierre de su tienda.

La actual legislación laboral permite a los trabajadores que no acepten un traslado acogerse a la extinción de su contrato. Esto les da derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado y un máximo de 12 mensualidades. Lo acordado entre sindicatos e Inditex eleva a 33 días y dos años la compensación al equipararlo al despido improcedente. Y si un trabajador tiene contrato desde antes de 2012, la indemnización se elevará a 45 días.

Eso en el caso de que el empleado no acepte la propuesta de traslado que haga la empresa, que deberá cumplir con varios criterios, también consensuados en la última reunión celebrada hoy. La primera es que, cuando se produzca el cierre del establecimiento, Inditex deberá ofrecer vacantes en otras tiendas, ya sea de la misma cadena o del resto que pertenecen a la compañía, dentro de un límite de 25 kilómetros.

Además, toda la plantilla del grupo Inditex, incluidos estos trabajadores, tendrán preferencia sobre la contratación externa para cubrir puestos que se abran en los servicios centrales de todas las enseñas del grupo.

Por otra parte, "se incluye la puesta en marcha de un observatorio con participación sindical que servirá para ver la evolución e implantación del proceso de transformación digital de las tiendas". Los sindicatos esperan cerrar el acuerdo definitivo la semana que viene.

Normas
Entra en El País para participar