Industria

Azko Nobel compra el fabricante de pinturas Titanlux

La multinacional holandesa se hace con la firma española por un precio no revelado

Azko Nobel compra el fabricante de pinturas Titanlux

La multinacional holandesa Azko Nobel ha cerrado la compra de Titan, fabricante de la conocida línea de pinturas Titanlux. Las partes no han desvelado el precio de la operación, hecha pública en un comunicado de la firma holandesa.

"El mercado español tiene un gran potencial y esta es una excelente oportunidad para reforzar nuestra posición en la región", apuntó este lunes el consejero delegado de Akzo Nobel, Thierry Vanlancker, en un comunicado para anunciar la compra, que aún debe recibir el visto bueno de los reguladores. Destacó que la compañía catalana, propiedad de la familia Folch-Rusiñol, tiene también una importante presencia en Portugal, es una de las marcas más conocidas en España y comparte con AkzoNobel el "compromiso con la innovación sostenible", ya que buena parte de su cartera ha sido reconocida por sus estándares medioambientales. Az Capital ha sido el banco asesor de la familia Folch-Rusiñol en la operación.

"Estamos encantados de entregar el negocio de pinturas decorativas de Titan a un líder mundial como AkzoNobel. Confiamos en que cuidarán el legado de Titán de la misma manera que la familia lo ha hecho durante más de 100 años", han asegurado en dicho comunicado Alberto y Joaquín Folch-Rusiñol.

Titán tiene su sede en Barcelona y la planta principal de producción está en El Prat de Llobregat, donde produce 50.000 toneladas de pinturas al año.  Emplea a 425 personas y es líder en España; destina el 10% de su producción a la exportación. Sus ingresos anuales rondan los 80 millones de euros.

Parte del catálogo de productos de Titanlux tiene la etiqueta ecológica europea, algo que ha sido destacado por Azko Nobel como clave para la operación.

Azko Nobel es líder mundial en pinturas y recubrimientos, con 33.000 empleados en 150 países. En España tiene tres plantas de producción, en la Zona Franca de Barcelona (donde también está localizada Titanlux) y en otras dos instalaciones en la provincia: en Vallirana y en Vilafranca de Penedès. La empresa ya adquirió hace dos años Xylazel, la división de pinturas para madera de Zeltia (ahora Pharmamar) por 21,8 millones.

Titan cumplió en 2017 un siglo de vida, tras la fundación por parte de Joaquim Folch, con una fábrica en el barrio del Poble Nou. La empresa ha permanecido en manos de la familia desde su fundación, y desarrolló en 1934 el primer esmalte sintético español, Titanlux. Dispone de plantas en Sevilla y Las Palmas de Gran Canaria, y en su expansión internacional, en Portugal y Marruecos. Su catálogo de pinturas se compone de 500 productos en varios segmentos: decoración, profesional, industrial, bellas artes y náutica.

Normas
Entra en El País para participar