Financiación

El Tesoro vende 2.325 millones en un bono a 5 años con cupón 0

Los rendimientos profundizan las rentabilidades negativas y se sitúan en el -0,345%

El Tesoro vende 2.325 millones en un bono a 5 años con cupón 0

Como ya hiciera el martes Italia, España ha colocado hoy deuda con cupón 0%. En concreto el Tesoro ha captado 2.325 millones en un bono a cinco años y ha logrado profundizar los tipos negativos. La rentabilidad de los títulos es del -0,325% por debajo del -0,314%. Es decir, el España cobra más por esta deuda y con la emisión de hoy los tipos para la deuda a este plazo es el menor de la historia. Hasta la fecha el mínimos registrado en el mercado primario para la deuda a cinco años fue en agosto de 2019 cuando la rentabilidad alcanzó el -0,316%.

El importe captado se sitúa en el rango medio. El Tesoro se había marcado como objetivo vender entre 2.000 y 3.000 millones. El apetito por el papel español se reflejó una vez más en la demanda que alcanzó los 5.200 millones.

La emisión de este jueves, la última subasta programa para el mes de octubre, repite el patrón registrado en la colocación de letras a tres y nueves meses del pasado martes cuando España vendió 935 millones los tipos negativos más bajos de su historia. La colación de este jueves se produce el mismo día en el que el Gobierno remite a Bruselas el Plan Presupuestario para 2021.

El Tesoro continúa avanzando con paso firme en la consecución de su programa de financiación, revisado en mayo al alza por de las mayores necesidades por la crisis del Covid-19, pero que se ha variado de nuevo para reducirse en 15.000 millones.

La volatilidad que vive la Bolsa contrasta con la tranquilidad que impera en el mercado de deuda. En un momento en el que la expansión de la pandemia avanza con fuerza por Europa y las autoridades ponen en marcha nuevas restricciones, las perspectivas económicas se deterioran día a día. En este contexto son muchos los inversores que reducen su apetito por el riesgo y buscan refugio en la deuda. Aquí la deuda española, en sintonía con el resto de la periferia, se ha revelado como un activo muy atractivo. Con el paraguas del BCE son muchos los inversores que apuesta por estos títulos en busca de rentabilidad. Esto se ha traducido en una fuerte caída de las rentabilidades en el mercado secundario y también en el primario. El bono español a cinco años cotiza en el -0,376%, a un paso de alcanzar el mínimo histórico -0,39% que registró en agosto de 2019.

Normas
Entra en El País para participar