Catalanes y madrileños, dispuestos a pagar más de 1.300 euros por el alquiler

En España, la búsqueda habitual fija una vivienda de dos dormitorios, 80 metros y unos 1.000 euros

Catalanes y madrileños, dispuestos a pagar más de 1.300 euros por el alquiler

La necesidad residencial en España ha forzado que la búsqueda habitual de una vivienda para el alquiler se establezca en un inmueble tipo de unos 80 metros cuadrados, dos dormitorios y un precio de hasta 1.015 euros mensuales. Así se desprende del último estudio del portal inmobiliario Idealista, que ha analizado "las preferencias de los usuarios" de su plataforma durante el mes de septiembre.

Allí donde el mercado está más tensionado, con regiones como Cataluña, Madrid e Islas Baleares a la cabeza, las familias están dispuestas a modificar sus límites, principalmente en lo que se refiere al precio por metro cuadrado. Así, los catalanes son capaces de desembolsar un total de 1.351 euros al mes en el alquiler por un piso de tres habitaciones y hasta 96 metros cuadrados.

En Madrid, por su parte, los hogares están dispuestos a desembolsar 1.307 euros cada mes por un inmueble de solo dos habitaciones y una superficie que ronde los 82 metros cuadrados. En el archipiélago balear el precio se fija en los 1.272 para una vivienda de 90 metros y dos dormitorios. En cuanto al precio medio, solo falta el País Vasco para superar la renta media nacional. Así, en Euskadi, las familias están dispuestas a abonar 1.060 euros por 76 metros y también dos habitaciones.

El resto de regiones se sitúan por debajo de la media española, con Asturias, Castilla-La Mancha y Extremadura como las autonomías en las que las familias saben que pueden desembolsar menos dinero por una vivienda tipo, siempre por debajo de los 600 euros mensuales.

En todas las comunidades la tipología de vivienda preferida es el piso y la mayoría de anuncios de vivienda con más visitas son viviendas de dos dormitorios, excepto en seis comunidades autónomas que ponen el límite en tres: Navarra, Comunidad Valenciana, Murcia, La Rioja, Cataluña, Extremadura y Castilla y León.

Por capitales de provincia, la tónica se repite, con Barcelona, Madrid y las ciudades vascas y baleares como las más caras. Barcelona es la capital en la que la vivienda tipo preferida por los posibles inquilinos tiene un importe más alto: 1.527 euros. Algo alejadas de ese precio están las ciudades de Palma (1.385 euros), Madrid (1.346 euros), San Sebastián (1.201 euros), Bilbao (1.069 euros) y Pamplona (1.016 euros), las únicas por encima de la barrera del millar de euros. En Cuenca, en cambio, el importe máximo es de solo 373 euros, seguido por Palencia (464 euros), Ciudad Real (470 euros), Cáceres (494 euros) y Lugo (501 euros).

En cuanto a tamaños, Zamora es la ciudad donde los inquilinos se interesan por viviendas más grandes (134 metros cuadrados), seguidas por Palma (119 metros), Alicante (111 metros) y Albacete (109 metros). Zamora es también la única capital de provincia española en la que los inquilinos piden cuatro o más habitaciones.

Normas
Entra en El País para participar