El Banco de España ve riesgos en el dominio de la banca del mercado de fondos

Las entidades bancarias controlan el 82% de esta industria

El Banco de España ve riesgos en el dominio de la banca del mercado de fondos pulsa en la foto

El Banco de España publicó ayer un informe sobre la evolución del mercado de fondos de inversión entre 2008 y 2019. Y sus conclusiones apuntan a la necesidad de realizar “un análisis profundo y continuado”, para valorar tanto “su resiliencia como la del sector financiero en su conjunto”.

Los autores del informe recuerdan que la inversión a través de este tipo de vehículos no ha dejado de crecer durante la última década, pero muestran su preocupación “por el elevado grado de concentración, por su interconexión con el sector bancario y por la mayor asunción de riesgos durante los últimos años”.

En primer lugar, advierten sobre el tamaño. El patrimonio de las sociedades y los fondos de inversión comercializados en España alcanzó los 483.000 millones de euros en el tercer trimestre de 2019, lo que equivale al 39% del PIB y al 11% del total de los activos financieros gestionados por el sector financiero en España. Dentro de la zona euro, España se situaba en el séptimo puesto, con apenas un 2% del total.

Además, los expertos del Banco de España recuerdan que la industria de los fondos de inversión y el sector bancario “están estrechamente vinculados a través de distintos canales”. Así, cerca del 82% del patrimonio de los fondos de inversión registrados en España ha sido administrado por gestoras filiales de bancos españoles.

La existencia de este vínculo puede influir en la actividad y en los resultados del sector bancario. Aunque, por un lado, los bancos compiten con productos sustitutivos de los vehículos de inversión colectiva, como los depósitos, por otro se benefician de la expansión de esta industria a través de las comisiones de comercializaciónque perciben, e indirectamente también a través de otras comisiones (como las de gestión y custodia).

El auge de la gestión discrecional

Nuevo modelo. Con la entrada en vigor de la última normativa europea de mercados financieros (conocida como Mifid 2), las entidades variaron su forma de relación con los clientes interesados en fondos de inversión. Cada vez utilizan más contratos de gestión discrecional de carteras, por los que la persona delega en el banco la potestad para ir comprando y vendiendo fondos y valores en su nombre, bajo ciertos parámetros. De acuerdo con los últimos datos distribuidos ayer por Inverco, este modelo alcanza ya un volumen de 78.000 millones de euros, a junio de 2020. El banco, por su parte, se compromete a buscar siempre los fondos con las comisiones más ajustadas, ya que cobra al cliente una comisión explícita. Los fondos que buscan para el cliente no suelen ser de la gestora del banco, lo que reduce los conflictos de interés.

Por otra parte, este vínculo hace que las dinámicas del sector bancario tengan una influencia muy evidente en el mercado de fondos. Así, por ejemplo, la consolidación del sector de los últimos años ha desempeñado un papel clave en el mayor grado de concentración de la industria de fondos. A la espera de que se concrete la fusión de CaixaBank y Bankia, el nuevo gigante financiero controlaría cerca del 30% del negocio de la inversión a largo plazo (incluyendo fondos, planes y seguros de vida-ahorro).

Otro canal de interconexión entre los bancos y fondos se establece a través de las tenencias de estos últimos de activos emitidos por los primeros. Esta relación “es particularmente relevante en el caso de las gestoras filiales de bancos”, advierte el informe del Banco de España.

Así, en junio de 2019, las acciones de bancos españoles en manos de fondos de inversión con vocación de inversión en renta variable gestionados por grupos bancarios representaban el 9% del patrimonio de estos fondos, frente al 4,7% del patrimonio del resto de los fondos de inversión con la misma vocación registrados en España. Lo que puede sugerir un cierto conflicto de interés por parte de los gestores. Además, los fondos también invierten en bonos y cédulas emitidas por la banca, además de en depósitos y otros instrumentos más líquidos.

Normas
Entra en El País para participar