El Corte Inglés tantea a BlackRock, Santander y Mutua para vender fondos

Busca un socio comercial para que "fabrique" fondos de inversión que ellos distribuirían

Fondos ECI
Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés.

El Corte Inglés busca un socio industrial para el negocio de fondos de inversión. El gigante de la distribución contactó el verano pasado con algunas de las mayores gestoras del país, BlackRock, Santander Asset Management, Mutuactivos (el brazo inversor de Mutua Madrilñea), junto con Andbank España, Renta 4 y Abante Asesores, para tratar de cerrar una alianza.

Estas seis entidades, y alguna otra, han remitido ya su carta de presentación a la compañía de distribución presidida por Marta Álvarez para postularse como socios para el diseño y gestión de fondos, que luego se venderían en las tiendas de El Corte Inglés.

Desde el grupo de distribución, socio de Banco Santander en financiación al consumo a través de Financiera El Corte Inglés, reconocieron ayer que este proceso está en marcha, aunque apuntaron que el proyecto aún está en una fase preliminar.

Dentro de los seis candidatos que pueden aliarse con El Corte Inglés para crear un gigante financiero, Mutua Madrileña y BlackRock son los que contarían con más opciones de partida, de acuerdo con diversas fuentes.

El creciente negocio financiero

  • Créditos. El origen del negocio financiero de El Corte Inglés son sus tarjetas de crédito, con las que el año pasado financiaron compras de sus clientes por un importe de 1.800 millones de euros. Este negocio le generó en 2019 un beneficio atribuido de 76 millones de euros. La filial cobra por los tipos de interés de las operaciones, pero también por intereses de demora.
  • Seguros. La correduría de seguros de El Corte Inglés es la mayor firma nacional de este tipo, con un beneficio en 2019 de 25,3 millones de euros y tiene 116 puntos de venta. La entidad distribuye pólizas para automóviles de Liberty. También vende pólizas de Axa, Allianz, Generali y Mapfre. Tiene un negocio muy potente en el aseguramiento de dispositivos electrónicos. También vende planes de pensiones promovidos por su propia aseguradora.
  • Fondos. En su filial Ahorro & Inversión distribuye 5.000 productos de varias gestoras nacionales (como Abante) e internancionales (Fidelity, BNY Mellon, M&G, Schroders..).

La idea de El Corte Inglés es contar con un socio industrial que fabrique fondos de inversión de marca blanca, mientras que el gigante de la distribución se encargaría de su comercialización. Los fondos tendrían la marca de El Corte Inglés, aunque fuera otra gestora la encargada de administrarlos.

Fuentes del mercado indican que que El Corte Inglés también habría contactado con Trea Asset Mangement, una gestora cercana al grupo Mediolanum y especializada en la creación de fondos de inversión de marca blanca, que son distribuidos otras entidades financieras, como por ejemplo Cajamar.

El Corte Inglés tiene un brazo financiero cada vez más potente, con un importante peso en la distribución de seguros. La entidad ya cuenta con 30 oficinas específicas de Ahorro & Inversión, atendidas por más de 40 agentes financieros. Además, dispone de 116 oficinas de seguros. Su negocio de correduría de seguros le generó en 2019 un beneficio de 25,3 millones de euros. Mientras que su financiera le aportó otros 76 millones de euros.

En el ámbito de los fondos, El Corte Inglés opera como agente financiero de Andbank, con habilitación para captación de depósitos, préstamos, créditos y operaciones reguladas por la CNMV, entre otras cosas. Además, el grupo de distribución ha entrado en el capital de MyInvestor, una filial de Andbank que ofrece hipotecas y fondos de inversión con comisiones bajas.

Por el momento, El Corte Inglés comercializa más de 5.000 fondos de inversión de más de 150 gestoras españolas e internacionales. En su tarjeta de presentación, los grandes almacenes destacan a Abante, como gestora local, y BNY Mellon, M&G, Schroders y Fidelity como entidades internacionales..


‘Due diligence’

El Corte Inglés contactó con las gestoras de fondos mencionadas antes del verano. Y les pidió una serie de datos sobre la gama de productos de que disponen, la estructura accionarial de la firma, cuestiones de gobierno corporativo... “La petición de El Corte Inglés ha sido similar al ‘due diligence que nos piden cuando tenemos a algún inversor institucional que quiere invertir en alguno de nuestros fondos”, explica una fuente que ha tenido contacto directo con El Corte Inglés.

De acuerdo con esta misma fuente, desde el gigante de la distribución aún no tienen definido exactamente si quieren lanzar una gestora de fondos con un formato 'joint venture', o si prefieren optar por un modelo de fondos de inversión de marca blanca gestionados por una firma especializada.

“Saben que con su amplia base de clientes puednen llegar a conseguir un volumen de negocio importante en la gestión de activos”, explica un directivo del sector.

Normas
Entra en El País para participar