Virgin Media elevó un 50% el beneficio en el ejercicio previo a la fusión con O2

Registró un fuerte descenso de los costes financieros y administrativos

Los ingresos subieron un 0,3% pese al descenso en el negocio móvil

Tienda de Virgin Media.
Tienda de Virgin Media. Getty Images

Virgin Media, la filial británica de Liberty Global y actualmente en proceso de fusión con Telefónica O2, registró el pasado año un beneficio neto de 577 millones de libras (unos 638 millones de euros), un 50% más que en el ejercicio anterior.

La compañía, no obstante, decidió no recomendar el pago de dividendos, según señala en el informe financiero anual remitido al registro mercantil de Reino Unido. En 2018, tampoco pagó dividendos.

El beneficio bruto, por el contrario, bajó un 1,9%, hasta 3.460 millones de libras, con una caída del margen de 1,5 puntos porcentuales, hasta el 67%.

Virgin Media se vio favorecida en la mejora de la rentabilidad neta por la reducción de los llamados costes administrativos en un 14,9%, hasta 2.381 millones de libras. La empresa señala que esta evolución es consecuencia de un saneamiento de 424 millones realizada para ajustar el valor de distintos activos de propiedades e infraestructuras. Esta evolución se tradujo en un incremento del 48% del beneficio operativo, hasta 1.078 millones.

Los costes financieros se redujeron en un 12,1% gracias al impacto de la fortaleza de la libra frente al dólar, y su impacto en distintos instrumentos financieros de derivados.

Los ingresos aumentaron un 0,3%, hasta 5.168 millones de libras gracias, en gran medida, al segmento residencial de banda ancha fija. En este caso, el crecimiento fue del 0,8%, hasta 3.665 millones, casi el 71% del total del grupo. El negocio móvil, por el contrario, registró un volumen de negocio de 665 millones, un 1,1% menos que en el año anterior. Los ingresos del segmento de empresas bajaron un 0,3%, hasta 775 millones.

En el negocio móvil, la compañía ganó un total de 156.000 líneas, para alcanzar un parque total de 3,27 millones a final del ejercicio, gracias al avance en el segmento de contrato. En este ámbito, ganó 269.000 nuevos accesos, que compensaron la pérdida de 113.000 líneas de prepago. El ingreso por cliente (arpu) en el conjunto del negocio móvil cayó de 9,61 a 9,19 libras. Uno de los ejes de la decisión de Telefónica y Liberty Global de fusionar sus filiales en Reino Unido pasa por la configuración de un operador integrado fijo-móvil para competir con BT. Ni O2 era fuerte en fijo, ni Virgin lo era en el móvil.

Por países, el negocio en Reino Unido elevó sus ingresos un leve 0,16%, hasta 4.765 millones de libras, el 92,2% del total del grupo Virgin Media. La división en Irlanda supuso el 7,8% restante.

Activos

La compañía concluyó el ejercicio con unos activos valorados en 16.454 millones de libras, un 1,6% más, incluyendo 6.098 millones por propiedad, planta y equipos; 5.422 millones por activos financieros; 2.444 millones por activos intangibles; y 1.544 millones por activos fiscales diferidos.

De igual forma, Virgin Media cerró el ejercicio con una deuda viva total de 12.494 millones de libras, frente a 12.745 millones del año anterior. Entre otros movimientos, acordó una línea de crédito con la banca de 2.488 millones de libras y otra de 750 millones de euros para hacer frente a distintos vencimientos.

En el anuncio de la fusión, a principios de mayo, Telefónica y Liberty Global indicaron que O2 se valoraba en 12.700 millones de libras y Virgin Media en 18,7 millones, ambos en términos de valor total de empresa. Ambos socios, que se repartirán al 50% el capital de la joint venture, precisaron que O2 se aportará a la nueva compañía libre de deuda, mientras que Virgin Media aportará 11.300 millones de deuda neta y similares.

Normas
Entra en El País para participar