Energía

Iberdrola inicia el desarrollo de 130 MW eólicos en Asturias

Invierte más de 100 millones y el proyecto permitirá crear más de 1.000 empleos

Ignacio Sánchez-Galán, presidente de Iberdrola.
Ignacio Sánchez-Galán, presidente de Iberdrola.

Iberdrola ha iniciado la construcción en Asturias de tres de los cuatro parques eólicos que ha proyectado en la región y que supondrán una capacidad total instalada de 130 megavatios (MW), con una inversión de más de 100 millones de euros.

En concreto, el grupo ha arrancado el desarrollo de los proyectos Cordel-Vidural, Capiechamartín y Panondres, mientras que la construcción del cuarto proyecto, Verdigueiro, comenzará una vez obtenga las autorizaciones administrativas. Esta nueva capacidad (130 MW eólicos) le permitirá triplicar la potencia instalada hasta ahora en Asturias y será "la obra de infraestructura eólica más completa que se realiza en la actualidad en España", según ha informado la compañía en un comunicado.

La energética presidida por Ignacio Sánchez Galán ha iniciado los trabajos de montaje de los aerogeneradores, tras haber finalizado la obra civil, planificar la llegada de materiales a las campas de los parques eólicos y organizar las diferentes actuaciones en campo. En estos trabajos están involucrados hasta 400 personas.

La complejidad de los trabajos es máxima, según la empresa, ya que para alcanzar la cota de los parques, los materiales (torres, nacelles y palas, entre otros) son transportados por angostos caminos de un solo acceso y con numerosas pendientes y curvas de hasta casi 180 grados.

Así, la compañía ha indicado que esta actividad ha requerido de "una exhaustiva planificación" para evitar condicionar los trabajos previstos y hacer posible la llegada de hasta 200 transportes diarios con diferentes materiales.

De esta manera, a 800 metros de altitud y en una zona con constantes cambios meteorológicos que dificultan los trabajos, se levantan ya aerogeneradores de grandes dimensiones, con palas de 56 metros de longitud, nacelles de 126 toneladas de peso y torres de entre 80 y 93 metros de altura.

Los parques eólicos estarán integrados por aerogeneradores 'SG114', de 2,62 MW de potencia unitaria: Cordel-Vidural (37 MW) está ubicado entre los municipios de Navia, Valdés y Villayón; Capiechamartín (34 MW) se sitúa entre Tineo y Valdés; Verdigueiro (36 MW) se levantará entre Tineo y Villayón y Panondres (21 MW) entre Villayón y Valdés.

Iberdrola ha destacado que la construcción de estos proyectos está contribuyendo a la dinamización del tejido industrial local y permitirá generar hasta 1.000 empleos.

La práctica totalidad de los trabajos en campo y obra civil está siendo realizada por empresas asturianas como Hormavasa y Horvalsa, Canteras Rencanos, Deymet, Excade, Posada, Méndez y Mota, Gruas Roxu y Taxus; la promoción está siendo desarrollada por Erpasa y la fabricación de las torres de los aerogeneradores, por ejemplo, se fabrica en las instalaciones de Windar, en Avilés.

Una vez en operación, los parques eólicos generarán energía para abastecer a más de 100.000 hogares y evitarán la emisión de 65.500 toneladas de CO2 al año.

Normas
Entra en El País para participar