Pedro Morenés sustituye a Clemente Fernández como presidente de Amper

Cambio en la cúpula de la compañía

Pedro Morenés sustituye a Clemente Fernández como presidente de Amper

Cambio en la cúpula de Amper. El consejo de administración de la compañía ha aceptado la dimisión de Clemente Fernández como presidente del consejo de administración de la sociedad con efectos desde este viernes, fecha en la cual cesa, asimismo, en sus funciones como primer ejecutivo de la sociedad. "Los miembros del consejo de administración dejan expresa constancia del reconocimiento a la categoría profesional y personal de Clemente Fernández , y de su gratitud por su extraordinaria contribución al desarrollo de la sociedad", señala la empresa en un comunicado.

La compañía señala que el consejo ha nombrado por cooptación a Pedro Morenés Eulate, ex ministro de Defensa entre 2011 y 2016, como consejero independiente para cubrir la vacante de Fernández, y ha asumido las funciones inherentes al cargo de presidente del consejo.

De esta forma, el consejo ha quedado conformado por el citado Morenés, César Revenga Buigues, como consejero ejecutivo: Pedro Casado, Fernando Castresana y Jaime Serrano como independientes; y Jesús Mardomingo Cozas, como secretario no consejero.

La compañía tiene previsto celebrar junta de accionistas el 30 de octubre. Según el orden del día remitido a la CNMV hace pocos días, se nombrará como consejeros a José Luis Martinavarro Dealbert y Juan José Rodríguez-Navarro. Amper no ha especificado si habrá cambios sobre estos planes.

Clemente Fernández llegó a la presidencia de Amper en diciembre de 2017, sustituyendo a Jaime Espinosa de los Monteros, solo unos meses después de que el grupo de inversores que encabezaba tomara el control del consejo de administración, casi por sorpresa, en la víspera de la celebración de la junta de accionistas.

Durante su etapa, la compañía cerró la venta de los negocios del Pacífico, operación que permitió al grupo eliminar su histórica deuda y pasar a tener una caja superior a 25 millones de euros. En este periodo, Amper ha protagonizado una agresiva estrategia de adquisiciones en distintas áreas pero los objetivos finales no parecen haberse cumplido. De hecho, distintos inversores en la empresa no han respaldado su estrategia.

Las acciones de Amper han subido hoy un 5,7%, hasta 0,18 euros, si bien, desde principios de año, los títulos se dejan más de un 36%, penalizados en buena medida por el impacto de la crisis derivada del coronavirus.

Normas
Entra en El País para participar