Infraestructuras

Cimic (ACS) mejora su margen bruto y gana 290 millones de euros a septiembre, un 17% menos

Participa en concursos por 25.000 millones de dólares australianos y aprecia oportunidades entre los planes de estímulo

Juan Santamaría, CEO de Cimic, y Marcelino Fernández Verdes, presidente de la filial de ACS.
Juan Santamaría, CEO de Cimic, y Marcelino Fernández Verdes, presidente de la filial de ACS.

La filial australiana de ACS, Cimic, ha seguido ganando dinero en el tercer trimestre; mejoró sus ingresos, y elevó el margen de ebitda. La compañía ha declarado esta mañana una ganancia neta de 473,6 millones de dólares australianos (290 millones de euros) al cierre de septiembre, lo que supone un descenso del 17,4% respecto al periodo comparable de 2019. Sin embargo, su beneficio de 156 millones de dólares australianos en los tres últimos meses ha alentado una reacción favorable en Bolsa, donde la acción se ha apuntado un 9,2% de alza.

Las ventas mejoran un 8% respecto al trimestre anterior, superando las dificultades iniciales ocasionadas por la crisis sanitaria, y se espera cierta estabilidad en los negocios para este tramo final del ejercicio. El presidente de la compañía, Marcelino Fernández Verdes, ha destacado los paquetes extraordinarios de actividad que están poniendo en marcha los Gobiernos en el área de influencia de Cimic, con oportunidades tanto en minería como en proyectos concesionales. Fernández Verdes, a su vez CEO de ACS, ha señalado que el cierre de la venta parcial de la minera Thiess se espera para los próximos días.

La cifra de negocio de la australiana asciende a 9.335 millones de dólares (5.810 millones de euros) a 30 de septiembre, un 13% menos que la presentada hace un año. El ebitda, por su parte, baja un 4,6% a 1.490 millones (910 millones de euros). Con estas cifras, el margen bruto de explotación mejora 140 puntos básicos, hasta el 16%.

Dos años de ingresos garantizados

La cartera de Cimic, de 35.500 millones de dólares australianos (31.630 millones de euros), asegura dos años de actividad en los actuales volúmenes de ingresos. Esta reserva de contratos merma un 4,7%, una vez que la cartera de Construcción desciende un 18,4% (12.838 millones), la de Minería se resiente un 13% (9.583 millones) y la de Servicios lo hace un 0,6% (8.487 millones). Se dispara, por el contrario, la cartera de Cimic a nivel corporativo, donde los 4.572 millones de dólares australianos, esencialmente procedentes de Ventia, tras la toma de Broadspectrum, suponen un salto del 134%.

La caja, con 3.600 millones de dólares, ofrece suficiente liquidez en un momento de crisis e incertidumbre por el efecto de la Covid-19. La deuda neta de la firma de infraestructuras es de 1.670 millones de dólares.

En este contexto, Cimic cuenta con grado de inversión por parte de S&P (BBB) y de Moody’s (Baa2), ambas con perspectiva estable sobre la filial de ACS. Pese al impacto de la pandemia en los procesos administrativos, Cimic tiene previsto participar o ha presentado ofertas en concursos por 25.000 millones de dólares australianos con resolución a corto plazo. Y dice tener bajo supervisión proyectos por 525.000 millones de dólares australianos que podrían ver la luz en 2021, de los que 110.000 millones corresponden a iniciativas de colaboración público-privada.

Normas
Entra en El País para participar