Comercio electrónico

Wallapop sube sus ingresos un 20% pero entra en pérdidas tras vender su participación en LetGo

La compañía cerró el ejercicio de 2019 con unos números rojos de 6,3 millones de euros. Dispara sus gastos de personal tras duplicar su plantilla

Rob Cassedy, consejero delegado de Wallapop.
Rob Cassedy, consejero delegado de Wallapop.

Wallapop, la plataforma española dedicada a la compra venta de productos de segunda mano entre usuarios, vuelve a las pérdidas tras la venta de su participación en Letgo. La compañía cerró el ejercicio de 2019 con unos números rojos de 6,3 millones de euros frente a los 134,5 millones de euros de beneficio neto que había obtenido un año antes. La sociedad, como detallan las cuentas presentadas en el Registro Mercantil, vendió en julio de 2018 la participación que tenía en LetGo USA (un 31,02%) por la que ingresó 134,3 millones de euros.

Pese a esta vuelta a pérdidas, la compañía ha ido reduciendo sus pérdidas en los últimos ejercicios. Así, en 2016 perdió 54 millones de euros y en 2017, la cifra bajó a 35,9 millones. Para alcanzar la rentabilidad, la firma ya puso en marcha nuevas líneas de negocio como un servicio de pago y envíos para intermediar entre cliente y comprador por el que se llevan una comisión, otro de publicidad y una línea de actividad dirigida a profesionales que pagan por tener destacados sus productos dentro de la aplicación.

Como consecuencia de esta estrategia, la empresa elevó sus ingresos el pasado año un 20,67% pasando de 13,7 millones en 2018 a 16,5 millones en 2019. Además, esta variación positiva se traslada al margen bruto que crece un 13,64%, pasando de unos costes por valor de 866.825 euros a 985.039 euros en 2019. El ebitda también pasó de positivo a negativo, produciéndose una disminución del 104,8%, debido a la operación citada de venta LetGo.

Wallapop elevó el pasado año su plantilla de 98 a 150 empleados lo que le llevó a duplicar sus gastos de personal, que pasaron de 6,8 millones de euros en 2018 a 12,9 millones el pasado año. La compañía también incrementó de forma notable sus gastos de explotación, que subieron de 5,4 a 9,2 millones. Entre las partidas que más elevaron el gasto está la destinada a publicidad y relaciones públicas, que se incrementó un 377,5%, hasta 3,8 millones de euros.

La empresa declaró en 2019 un impuesto sobre beneficios de 765.406 euros frente a los 134.470 euros del año anterior. Wallapop tiene abiertos a inspección los cuatro últimos ejercicios para todos los impuestos que le son aplicables.

En las cuentas también queda constancia de dos ampliaciones de capital llevadas a cabo por la firma el pasado año, después de repartir 106 millones entre sus accionistas con las ganancias obtenidas por la operación de Letgo. La primera fue de 9,9 millones de euros a través de compensación parcial de créditos, y la segunda, de 13,5 millones. Accel Partners pasó de tener un 16,64% del capital a un 17,48%, Insight, del 14,02% al 15,33%, y 14W, del 8,92% al 10,35%.

El fondo de maniobra de Wallapop creció en el último ejercicio, desde 11,7 millones en 2018 a 32,7 millones en 2019, lo que muestra que la compañía tiene un grado óptimo de liquidez. En relación al resultado financiero, es negativo en ambos ejercicios, con una disminución del 0,76% entre los dos ejercicios. En 2019 fue de 413.606 euros.

En el informe de auditoría, EY recuerda una salvedad que ya hizo en las cuentas de la compañía en 2018 y que no se ha corregido. Apunta que la plusvalía resultante de la operación de LetGo por importe de 64,6 millones debería haberse registrado en el epígrafe de “deterioro y resultado por enajenaciones de instrumentos financieros” de la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio 2018, por lo que el beneficio registrado en “otros resultados” debería reducirse en 134,2 millones y el epígrafe de “resultados de ejercicios anteriores” debería aumentarse en 69,7 millones.

Respecto al Covid-19, Wallapop reconoce que la crisis derivada de la pandemia podría impactar en sus operaciones y, por tanto, en sus resultados y flujos de efectivo futuros. La compañía no se atreve, “dada la complejidad de la situación y su rápida evolución”, a realizar una estimación fiable del impacto que puede tener en sus cuentas de 2020.

Normas
Entra en El País para participar