Las gestoras se preparan para sacar provecho del fondo de ayuda de la UE

JP Morgan considera que dará un impulso a la Bolsa europea

Panorámica de la sala donde se reunieron los líderes europeos, el 2 de octubre, para tratar sobre el reparto del fondo de recuperación.
Panorámica de la sala donde se reunieron los líderes europeos, el 2 de octubre, para tratar sobre el reparto del fondo de recuperación.

La Unión Europea (UE) está ultimando los detalles sobre el reparto de los 1,83 billones de euros aprobados para combatir la debacle económica provocada por el coronavirus, de los que España espera recibir alrededor de 140.000 millones. Las gestoras de fondos de inversión y los asesores patrimoniales están ya preparándose para tratar de sacar provecho de esa enorme inyección de recursos públicos.

El fondo de recuperación europeo contempla el desembolso de 390.000 millones de euros en ayudas directas a los estados, 360.000 millones en préstamos con condiciones favorables y 1,1 billones en nueva financiación obtenida a través de los mercados financieros.

El objetivo del Fondo de Recuperación es ayudar a los países más afectados por la crisis del Covid-19 y garantizar la estabilidad en la UE. Los Estados miembros deben presentar un “plan de recuperación” a la UE, que será revisado por la Comisión de la UE. Uno de los destinos prioritarios serán proyectos para impulsar una transformación “verde” y “digital” de la economía.

Para la gestora de fondos de JP Morgan, este ingente plan de ayuda puede ayudar a la renta variable europea. Este proceso ha acelerado la mutualización de la deuda del Viejo Continente y permite espantar los fantasmas de la desintegración, porque “ahora hay un menor riesgo de que la población se vea frustrada por la falta de beneficios de la unión”.

En el caso del departamento de banca privada de francés BNP Paribas, se está elaborando ya una planificación específica para aquellos clientes que quieran tratar de aprovechar el impacto que puede tener el plan de recuperación sobre ciertos sectores.

Los expertos de BNP Paribas Wealth Management han detectado inversiones con potenciales de retorno entre el 30% y el 100% en ciertas compañías europeas que forman parte de las temáticas que se beneficiarán indirectamente de los fondos de Unión Europea.

La transición hacia la energía verde, la movilidad sostenible, la digitalización y la modernización de infraestructuras son los cuatro sectores que más pueden aprovechar los flujos financieros del fondo de recuperación.

“Una Unión Europea más estable y un mercado de bonos más profundo va a ser también muy beneficioso para el euro y provocará una revisión al alza de las valoraciones de las compañías europeas”, explican desde la suiza Pictet AM.

Normas
Entra en El País para participar