Álvarez (Santander) prevé un repunte de la mora y el desempleo a partir de 2021

Pide aplicar políticas fiscales que ayuden a proteger los ingresos y a las pymes cuando empiece la recuperación económica

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander, en una imagen de archivo.
José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander, en una imagen de archivo. EFE

El consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, prevé que los niveles de mora bancaria y desempleo empezarán a aumentar en 2021 ante el cese de los planes extraordinarios aplicados por los gobiernos para hacer frente al impacto más inmediato de la pandemia del Covid-19. "Ahora estamos en una situación de parálisis. Llegará un momento en que veremos el incremento en mora y en el desempleo, porque desaparecerán los distintos planes que ahora existen. Este incremento de la deuda impagada empezará a verse en 2021", ha expresado.

Igulamente, ha pedido aplicar políticas fiscales que ayuden a proteger los ingresos y a las pymes cuando la economía empiece a experimentar un repunte. Asimismo, durante su intervención en la Santander International Banking Conference. "La política fiscal será esencial. Habrá que ver hasta qué punto protege los ingresos y ayuda sobre todo a las pymes una vez se empiece a dar la recuperación económica", ha expresado el ejecutivo.

Por otro lado, ha destacado la capacidad del sistema financiero para soportar la crisis derivada de la pandemia, una situación que contrasta con la anterior crisis económica. "El sistema bancario tiene mucho más capital ahora del que teníamos antes de 2008", ha recordado. No obstante ha señalado que la principal preocupación es el flujo del capital.  "En un mundo ideal pagas la deuda mala con el flujo de nuevos negocios. Ahora se paga la deuda con el capital, el problema es que cuando destruyes capital la confianza se erosiona", ha manifestado.

También, en lo que respecta al sector bancario, ha recordado la dificultad para generar beneficios debido a los bajos tipos de interés que se han mantenido en negativos. "En Europa, Reino Unido y EE UU el sistema bancario se ha visto dañado por los tipos tan bajos, a veces hasta negativos, que han presionado la capacidad para generar beneficios", ha estimado.

 

Normas
Entra en El País para participar