Restauración

AmRest sube en Bolsa tras la amortización parcial de un préstamo sindicado

La compañía dice que "mantiene una sólida posición financiera para atender con suficiencia sus distintos compromisos financieros"

 José Parés, presidente de Amrest.
José Parés, presidente de Amrest.

Las acciones de AmRest, dueño de marcas de restauración como La Tagliatella o Sushi Shop, avanzan un 8% en Bolsa después de conocerse que ha amortizado parcialmente el préstamo sindicado que tiene con sus bancos financiadores mediante el abono el pasado mes de septiembre de 56,8 millones de euros.

La compañía informa a la CNMV que "mantiene una sólida posición financiera para atender con suficiencia sus distintos compromisos financieros".

Asimismo, la compañía ha obtenido ya de dichos bancos financiadores un 'waiver' al cumplimiento de determinados compromisos financieros ('covenants') referenciados al nivel de apalancamiento del grupo correspondiente al tercer trimestre del presente ejercicio 2020.

En consecuencia, según ha señalado la firma, la deuda de largo plazo al cierre del tercer trimestre se reclasifica en el pasivo no corriente.

En lo que respecta al desempeño del negocio, AmRest ha indicado que el número de restaurantes que han reanudado operaciones ha ido aumentando gradualmente hasta situarse por encima del 98% del total de restaurantes que opera el grupo.

La compañía registró unas pérdidas de 162,3 millones de euros durante el primer semestre de este año, marcado por la crisis sanitaria del Covid-19, frente a unos beneficios de 11 millones de euros de un año antes.

En este contexto y coincidiendo con la presentación de dichos resultados, su auditor KPMG advirtió de que la compañía había incumplido determinados compromisos financieros vinculados a las cifras a 30 de junio de este año y estipulados en el préstamo de financiación sindicada y, por tanto, la deuda asociada a dicha financiación ha sido clasificada en el pasivo corriente a dicha fecha.

"En estas circunstancias, el pasivo corriente del grupo excede el activo corriente en 770,8 millones de euros a 30 de junio de 2020. Esta situación indica la existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad del grupo para continuar como empresa en funcionamiento", señalaba el auditor en el informe remitido a la CNMV.

Normas
Entra en El País para participar