Suez considera que la oferta de Veolia sigue siendo hostil

Veolia promete que después de comprar el 29,9% de la participación de Engie, esperará el visto bueno del consejo de Suez

Instalación de reciclaje de Suez en Oree-d'Anjou (Francia).
Instalación de reciclaje de Suez en Oree-d'Anjou (Francia). REUTERS

 La empresa francesa de servicios públicos Veolia dijo este domingo que no lanzará una oferta hostil por las acciones restantes de su rival Suez tras su movimiento para comprar el 29,9% de la participación en esta del grupo de energía Engie.

Veolia dijo el 1 de octubre que compraría la participación de Engie como preludio a una oferta pública de adquisición completa.

Veolia "se compromete incondicionalmente a no presentar una oferta de adquisición hostil después de la venta de las acciones de Engie en Suez", ha dicho en un comunicado, añadiendo que cualquier oferta por el capital restante requeriría la aprobación del consejo Suez.

Las actividades consideradas para la venta para hacer posible el acuerdo Veolia-Suez producirían un volumen de negocio total de 5.000 millones de euros (5.860 millones de dólares), incluyendo los 2.200 millones de euros generados por la unidad de aguas francesas de Suez.

Veolia está tratando de persuadir a Engie para vender la participación de Suez, incluso elevando su oferta a 3.400 millones de euros. Las garantías adicionales que ofreció el domingo al consejo de Engie hacen posible esa adquisición, dijo Veolia en la misma declaración.

Pero la respuesta de Suez no tardó en llegar y el presidente de su consejo de administración, Philippe Varin, contestó que "lamentablemente" la primera etapa de la oferta de comprar el 29,9% de las acciones de Suez en Engie "sigue siendo hostil" y añadió que no encaja en la lógica de sus objetivos industriales.

"Suez no ha cesado en sus esfuerzos de buscar una solución aceptable para todos, construida sobre el proyecto de conservar en Francia un segundo actor de envergadura mundial, con un perfil ágil y tecnológico en los sectores del agua y servicios medioambientales", defendió Varin.

El pasado miércoles y tras casi cerca de un mes de cruces de acusaciones, Veolia mejoró el precio de su oferta sobre su eterno rival hasta 18 euros por acción, frente a 15,5 euros de su anterior oferta, que en un primer momento situaba el costo de la operación en unos 2.900 millones de euros.

El consejo de administración de Engie se mostró entonces favorable a la operación, pero pidió que se ampliara el plazo de aceptación dela oferta hasta el próximo lunes 5, petición que Veolia aceptó.

El fondo de inversión francés Ardian entró al día siguiente en la batalla por el control de Suez con el respaldo de su dirección al anunciar una propuesta para comprar el 29,9 % del capital en manos de Engie, el mismo que quiere adquirir Veolia con su opa. Mientras tanto, Engie avisó a Ardian que solo aceptará una oferta alternativa si iguala las condiciones de Veolia.

El consejo de administración de Suez teme que la estrategia propuesta cree disfunciones y pérdidas de oportunidades en Francia y en el aspecto internacional y estima que la complejidad del proceso ocasionaría dos años de perturbaciones operacionales en pleno momento "post-Covid". Cree además que la operación amenaza con destruir 10.000 puestos de trabajo en su empresa, 5.000 de ellos en Francia.

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, que ha hecho un llamamiento al diálogo, dijo el jueves que la situación se movía en la "dirección correcta". El Estado francés es el mayor accionista de Engie. Suez había rechazado la oferta de Veolia y ha puesto obstáculos para un acuerdo, incluso poniendo su negocio francés de aguas en una fundación.

Normas
Entra en El País para participar