La CNMV quiere poner coto a los asesores externos de fondos

Exigirá unos mínimos de formación y honorabilidad

Sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en Madrid.
Sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en Madrid.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha propuesto regular una práctica cada vez más habitual en la industria de gestión de activos: los productos que cuentan con un asesoramiento externo, al margen de la gestora.

El supervisor de los mercados financieros ha elaborado una guía técnica sobre la materia, en la que se regulará que el asesor “cuenta con la debida honorabilidad, conocimientos y experiencia, así como medios técnicos necesarios”.

Algunas entidades, como Renta 4 Gestión o Esfera Capital (ahora en proceso de absorción por parte de Andbank España) han utilizado con frecuencia esta figura.

En ocasiones, se trata de inversores no profesionales que han tenido cierto éxito o que cuentan con muchos seguidores en redes sociales, y que quieren dar el salto a la gestión de un vehículo de inversión colectiva. La firma, en lugar de contratar a esta persona, en ocasiones le da todo el apoyo logístico y legal, y consta como asesor del fondo. Aunque, legalmente, es la propia gestora quien debe verificar que el vehículo cumple con toda la normativa en cuanto al grado de concentración, liquidez mínima, tipo de activos en los que invierte...

De acuerdo con la propuesta de la CNMV, la gestora deberá a partir de ahora comprobar que el asesor “cuenta con formación del nivel y perfil adecuado en servicios de inversión, banca y otros servicios financieros, y con experiencia práctica derivada de sus anteriores ocupaciones o actividades durante un periodo suficiente”, apunta el borrador de normativa.

Estas prevenciones también se tendrán respecto a las sociedades de inversión de capital variable (sicav), algunas de las cuales también se han valido de esta figura del asesor externo. Uno de los casos más famosos fue el del personaje televisivo Josef Ajram, que estuvo comercializando su sicav, pero tuvo que dejarla después de acumular importantes pérdidas.

La gestora también deberá verificar que el asesor solo presta sus servicios a un único fondo o sicav, para evitar conflictos de interés. También quiere la CNMV que para estos asesores esta actividad sea algo complementario en el contexto de su actividad profesional, y que la retribución que perciben no sea su principal fuente de ingresos.

Normas
Entra en El País para participar