Movimientos corporativos

Credit Suisse y Deutsche Bank creen que habrá fusiones transfronterizas

El sector bancario se prepara para un proceso de concentración de entidades europeas

Thomas Gottstein, consejero delegado de Credit Suisse.
Thomas Gottstein, consejero delegado de Credit Suisse. REUTERS

El director general de Credit Suisse, Thomas Gottstein, espera una mayor consolidación en el sector bancario europeo, a pesar de los obstáculos reglamentarios a los acuerdos transfronterizos.

"Tenemos, por un lado, tipos de interés negativas, que pondrán una mayor presión sobre los márgenes de interés neto para todos los actores dentro de Suiza y la zona del euro y otros países europeos. Al mismo tiempo tiempo, muchos países tienen demasiados bancos", dijo Gottstein durante la Conferencia anual de directores financieros del Bank of America Merrill Lynch.

"Así que, la consolidación, creo que continuará", dijo, añadiendo que se espera que se hagan tratos tanto transfronterizos como en el mercado. A pesar del aumento de los obstáculos relacionados con el incremento de los requisitos reglamentarios, el ejecutivo de Credit Suisse dijo que tales tratos "tienen mucho sentido" en principio.

 No ha sido el único que se ha mostrado partidario de las fusiones entre bancos de distintos países. Por su parte, el director financiero de Deutsche Bank, James von Moltke, señaló que la entidad alemana está más interesada en las fusiones transfronterizadas que en las nacionales después de que no llegaran a buen puerto las conversaciones de fusión con su competidor Commerzbank, el año pasado. 

El mayor banco de Alemania espera que las adquisiciones se aceleren, pero por ahora está "centrado en ejecutar" su plan para estar mejor preparados para posibles acuerdos que puedan surgir, dijo von Moltke en un conferencia virtual de Bank of America.

"Los acuerdos domésticos parecen más desafiantes", añadió refiriéndose al fracaso de fusión con Commerzbank. En Suiza, el presidente de UBS, Axel Weber, ha elaborado una lista de posibles socios, con Deutsche Bank entre los más favorecidos, según informó Bloomberg la semana pasada.

UBS y Deutsche Bank exploraron brevemente la idea de una fusión en 2019, en un acuerdo que habría creado la la mayor institución financiera europea. Las conversaciones nunca pasaron de la etapa inicial. UBS sigue siendo la opción preferida a medio plazo para el Deutsche Bank.

Von Moltke dijo que el Deutsche Bank ha empezado a buscar tratos más pequeños que podrían complementar las unidades de negocio individuales. El prestamista consideró recientemente la posibilidad de comprar partes del insolvente la empresa de pagos Wirecard AG, aunque más tarde retiró su oferta no vinculante porque consideraba que el precio era demasiado alto, según explicaron fuentes cercanas a la entidad.

Cierre de oficinas de Deutsche Bank

El banco germano tiene previsto reducir su presencia física en el país en 100 sucursales, lo que representa el 20% de su red, y ha asegurado que acometerá esos cierres "tan pronto como sea posible".

El máximo responsable de banca minorista de Deutsche Bank en Alemania, Philipp Gossow, ha explicado en una entrevista con 'Reuters' que la entidad planea así ahorrar costes y aprovechar los cambios en los hábitos que se han implementado debido a la pandemia del Covid-19.

"El coronavirus ha cambiado todavía más la demandas de servicios de asesoría en el negocio de las sucursales", ha indicado el ejecutivo. "Incluso los clientes que antes no estaban muy familiarizados con la banca en línea ahora están haciendo muchas transacciones bancarias simples desde casa con un ordenador o un iPad", ha agregado.

A finales de 2019, Alemania contaba con un total de 26.620 sucursales bancarias en todo el país, 1.214 oficinas menos que el año anterior. De esta forma, se situó como el segundo país de la UE con mayor número de sucursales, por detrás de Francia (35.837), pero por delante de Italia (24.350) y España (24.004).

Desde hace tiempo, el Banco Central Europeo (BCE) recomienda a todos los bancos de la eurozona que incrementen su inversión en digitalización, ajusten modelos de negocio y, sobre todo, reduzcan su número de oficinas como forma de elevar la rentabilidad e incrementar las valoraciones bursátiles.

Normas
Entra en El País para participar