Banco

2.000 euros anuales de sueldo separan a la plantilla de CaixaBank de la de Bankia

El salario medio es de 61.000 euros en la entidad de origen catalán y 59.000 en Bankia

Una de las incógnitas clave que quedan por despejar aún en la fusión de Bankia y CaixaBank es el ajuste de plantilla que llevará consigo la operación. Los responsables de la futura entidad prefieren despejar esta duda una vez que las juntas de accionistas de ambas instituciones hayan aprobado su fusión, lo que ocurrirá en noviembre, y que el nuevo banco comience a operar como una sola entidad, lo que ocurrirá en el primer trimestre del año, según el calendario que manejan los equipos de ambas firmas.

De momento, en las condiciones de fusión anunciadas por los dos bancos el pasado viernes tras su aprobación por el consejo de administración un día antes se explicaba que CaixaBank “se subroga a las condiciones laborales de Bankia”.

Será una vez que las dos plantillas pasen a formar parte de una sola entidad, cuando comience a negociarse las la homologación de las condiciones de los dos colectivos de empleados. Pero en esta ocasión, y según aseguran fuentes sindicales, las diferencias no son grandes. “Ambas se rigen por el convenio de ahorro, que se acaba de firmar, y al ser las dos excajas de mayor tamaño casi históricamente han sido las que han marcado las líneas de los últimos convenios sectoriales. Y los suyos de empresa tampoco distan mucho”, explican desde CC OO.

De momento, y según fuentes sindicales, los beneficios sociales, trienios o ventajas crediticias, con precios más bajos que los que se aplican a los clientes, son similares, mantienen estas fuentes sindicales. Aunque hay ciertas diferencias salariales.

Así, el salario medio de la plantilla de Bankia se sitúa en los 59.000 euros anuales. Su edad media es de 46 años. Mientras que en CaixaBank el sueldo medio es de 61.000 euros al año, y la edad media de la plantilla es ligeramente más joven, 44 años de edad.

La entidad resultante cuenta con un colectivo de 51.500 empleados, cifra que incluye las filiales, como el banco portugués BPI. Si se segregan estas, el número de empleados en oficinas, y servicio centrales ascienden a 44.000, de los que 28.000 personas son empleados de CaixaBank y 16.000 de Bankia.

Pese a que no hay una cifra oficial de posibles ajustes, varias fuentes coinciden en que el excedente de plantilla se estima entre 7.000 a 8.000 trabajadores, cuya salida se produciría entre dos a tres años.

Las mismas fuentes sindicales mantienen que si se quiere llevar a cabo, como todo indica y así ha sido siempre en el sector, acuerdos pactados con a empresa para que el proceso se realice con prejubilaciones y salidas voluntarias, se necesitarían tres años en asumir estas cifras.

La razón es que en la actualidad hay unos 7.500 empleados entre ambas entidades nacidos antes de 1968, y la edad media de salida en las prejubilaciones anteriores de Bankia y de CaixaBank ha sido de 54 años de edad, explican fuentes sindicales.

El peso de Mutua Madrileña

Mutua Madrileña tendrá una participación del 1,6% en el capital de la entidad resultante tras la fusión entre CaixaBank y Bankia, según la ecuación de canje acordada entre ambos bancos. Mutua Madrileña ostenta una participación del 2,13% en el capital de CaixaBank desde que en 2016 acudió a una colocación de acciones del banco con una inversión de alrededor de 280 millones de euros. Bankia distribuye en exclusiva los seguros generales de Mapfre en sus oficinas, mientras que CaixaBank distribuye seguros de vida a través de VidaCaixa y productos de no vida a través de SegurCaixa Adeslas, participada al 50,08% por Mutua Madrileña. El acuerdo con SegurCaixa se ampliará a toda la red, cuando Bankia rompa con Mapfre.

Normas
Entra en El País para participar