Banco

El Estado venderá su 16% de CaixaBank en paquetes en el mercado en varios años

La fecha de 2021 para su colocación sigue vigente, pero se prevé ampliarla

La vicepresidenta Nadia Calviño.rn ECONOMIArn UErn
La vicepresidenta Nadia Calviño. ECONOMIA UE Europa Press

El Estado venderá su 16% de CaixaBank en paquetes en el mercado en varios años, según aseguran fuentes financieras. Para ello, prorrogará el plazo para la privatización de la entidad hasta más allá de 2021, que es cuando vence en la actualidad, según dichas fuentes.

Una vez despejadas las principales incógnitas sobre la fusión de Bankia y CaixaBank, como son la ecuación de canje, el peso de cada entidad en la resultante, el de sus dos principales accionistas (el Estado a través del FROB, con el 16,1% del capital, y la Fundación La Caixa, con el 30%) y el cuadro de mando del banco, quedan aún dos grandes interrogantes. El principal es el impacto sobre el empleo, que aún no se ha concretado, aunque se prevé que se produzca el mayor ajuste de personal realizado nunca en el sector bancario español, con una cifra de afectados que podría rondar entre los 7.000 y 8.000 trabajadores.

La otra cuestión es la salida del Estado del capital de CaixaBank, y las ayudas que se podrán devolver finalmente al contribuyente de los 24.069 millones de euros que recibieron Bankia y BMN en 2012. El presidente de Bankia y futuro presidente del grupo resultante de la fusión, José Ignacio Goirigolzarri, defendió el viernes en Valencia al presentar la fusión que las ayudas públicas a Bankia fueron la “decisión correcta” independientemente de cuánto llegue a recuperar el Estado. Argumentó que el apoyo estatal al banco de origen madrileño permitió estabilizar el sistema financiero español, aunque es consciente de que solo una pequeña parte de las ayudas se recuperarán.

De momento, la operación de fusión entre Bankia y CaixaBank ha permitido revalorizar las acciones del banco público en unos 640 millones, y con el tiempo, y según los objetivos del nuevo grupo, que mejore considerablemente la rentabilidad. Pero parece inalcanzable que al final el 16% de CaixaBank que tras la fusión pertenecerá al Estado llegue a valer tanto como las ayudas recibidas. De momento, ese paquete vale unos 2.600 millones.

El proyecto del Estado es mantener esta participación varios años, hasta que mejore la situación económica y los bancos logren mejorar su rentabilidad.

El año que viene el Estado debía decidir si ampliaba el plazo para la privatización de Bankia que finaliza a finales de 2021. Pese a la fusión con CaixaBank este plazo se mantiene, aunque ante las negativas perspectivas económicas previstas incluso para el próximo año, que seguirán afectando al negocio bancario y a su cotización, las previsiones apuntan a que el Ejecutivo ampliará dicho plazo, según fuentes financieras.

Además, el proyecto del FROB, que preside Jaime Ponce, sigue siendo el mismo que antes de plantearse la fusión con la firma catalana, seguir vendiendo paquetes accionariales en el mercado. Descarta la venta en bloque a un solo accionista del 16% que tendrá en la futura entidad, apuntan las mismas fuentes. E irá cobrando dividendos mientras tanto.

El FROB, con el asesoramiento de Nomura, ha colocado en el mercado solo dos paquetes de acciones de Bankia entre 2014 y 2017, aunque ese dinero ha ingresado en BFA, matriz de bankia, y no en el propio FROB.

El primero, en el mes de febrero de 2014, supuso la venta a inversores institucionales del 7,5% del capital por 1.304 millones, a razón de 1,51 euros por título (equivalentes a 6,04 euros actuales por acción). El segundo, en diciembre de 2017 (ya tras el contrasplit que agrupó cada cuatro acciones en una nueva), con la venta de otro 7% por 818,3 millones a 4,06 euros.

Los títulos de Bankia cerraron el viernes a 1,37 euros por acción, tras caer un 4,76%, una vez conocido el canje de la operación de integración y haber subido más de un 30% desde que se anunció la fusión el 3 de septiembre. Su capitalización es de 4.348 millones.

Normas
Entra en El País para participar