Rating

S&P rebaja a negativa la perspectiva de España por los crecientes desafíos fiscales y estructurales

Moody's mantiene en estable la perpectiva

S&P rebaja a negativa la perspectiva de España por los crecientes desafíos fiscales y estructurales

La agencia de calificación S&P Global Rating ha rebajado a negativa la perspectiva de la deuda del Reino de España, ante los crecientes desafíos fiscales y estructurales.

En un comunicado, la firma señala que la pandemia del Covid-19 ha afectado duramente a la economía española. “Según nuestras proyecciones, el PIB del país no volverá a los niveles de 2019 hasta 2022”, explica.

Además, recuerda que, para combatir los efectos del Covid-19 en la economía, el Gobierno ha introducido medidas fiscales extraordinarias que están programadas para ampliar el déficit del gobierno general a aproximadamente el 12% del PIB en 2020.

“Creemos que las presiones económicas resultantes sobre España pueden haber aumentado las perspectivas de un acuerdo político este otoño para un presupuesto de 2021, al tiempo que se construye un consenso detrás de las reformas favorables al crecimiento detalladas en el Programa Nacional de Reforma de España”, dice S&P.

La agencia advierte, sin embargo, de que dada la posibilidad de que no se apruebe un presupuesto y de que la debilidad económica podría persistir en 2021 y 2022. “Estamos revisando nuestra perspectiva sobre España a negativa desde estable al tiempo que afirmamos nuestro 'A / A-1' no solicitado a largo y corto plazo”.

Moody’s

Moody’s, por el contrario, mantuvo en estable su perspectiva sobre España. En un comunicado, la agencia señala que, aunque la economía española ha sufrido el impacto de la pandemia del coronavirus, el apoyo del Gobierno, combinado con los esfuerzos del pasado en reducir los desequilibrios macroeconómicos y en recuperar la competitividad "deberían proporcionar una recuperación económica robusta el próximo año".

La firma considera que la ratio de deuda pública en comparación con el producto interior bruto (PIB) se estabilizará en torno al 120% "en los próximos años". Aunque es un nivel sin precedentes para el país, las métricas de asequibilidad de la deuda por los bajos tipos de interés y la menor recurrencia a la financiación de los mercados de bonos "mitigará el impacto de una mayor deuda sobre la fortaleza fiscal del país".

Moody's ha decidido no cambiar la perspectiva del rating debido a que los efectos a corto plazo de la pandemia no tendrán un efecto a largo plazo en la capacidad productiva de España. Sin embargo, el escenario base de la agencia para estas previsiones es que la crisis sanitaria se podrá gestionar sin la necesidad de recurrir a las restricciones "amplias y severas" sobre la movilidad como las que se aplicaron en abril y mayo.

Moody's estima que el PIB de España se hunda un 12,5% debido a que la economía del país es dependiente del turismo y del sector servicios, así como por el elevado número de empresas medianas y pequeñas. Por otro lado, asegura que, aunque el déficit llegará al 13% del PIB este año, en 2021 será mucho más bajo por el crecimiento económico y la recuperación de los ingresos tributarios.

Normas
Entra en El País para participar