Telefónica Brasil aprueba nuevos dividendos mientras encarrila la compra de Oi

Supera los 328 millones de euros desde principios de año

Sede de Telefónica Brasil.
Sede de Telefónica Brasil.

El consejo de administración de Telefónica Brasil ha aprobado un nuevo dividendo. Es el cuarto correspondiente a la retribución a cuenta del ejercicio de 2020, por un importe de 650 millones de reales (unos 105 millones de euros).

Desde principios de año, la operadora ha aprobado remuneraciones para los accionistas por casi 2.000 millones de reales (en torno a 322 millones de euros). Telefónica, como primer accionista con casi un 74% del capital, percibirá cerca de 1.480 millones de reales (unos 238 millones de euros).

De nuevo, la compañía ha recurrido a la fórmula del interés de capital propio, tradicional en el ámbito corporativo de Brasil. El pago de esta retribución, que debe ser aprobada en junta de accionistas,

se ejecutará antes de la finalización del ejercicio fiscal de 2021. La fecha deberá ser establecida por el consejo de administración.

En el primer semestre del año, la compañía había aprobado la distribución de interés de capital propio por más de 1.320 millones de reales, “de nuevo reafirmando el compromiso de maximizar los retornos para los accionistas”.

El nuevo dividendo llega en una etapa clave para Telefónica Brasil, que parece encarrilar, junto a América Móvil y TIM Brasil, la compra de los activos de telefonía móvil de su competidora Oi. Las tres operadoras han calificadas por Oi para participaren el proceso competitivo de venta de sus activos móviles como “stalking horse” o primer licitador. De esta manera, las tres compañías tendrán el derecho, a su sola discreción, a cubrir la oferta de mayor valor que pueda presentarse en dicho proceso competitivo.

En su oferta revisada, establecieron el valor del negocio móvil de Oi en 16.500 millones de reales brasileños (unos 2.612 millones de euros).

Normas
Entra en El País para participar