Banca

La nueva CaixaBank pide al BCE eliminar los límites salariales de Bankia

Se realizará oficialmente en la entrega de la documentación de fusión

La limitación afecta a directivos y administradores

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (d); el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri (i), y el presidente de Mapfre, Antonio Huerta (c).
El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (d); el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri (i), y el presidente de Mapfre, Antonio Huerta (c). EL PAÍS

Tras la integración de Bankia con CaixaBank, todos los directivos de la firma que preside José Ignacio Goirigolzarri dejarán de tener restricciones salariales. Tras ocho años con sus sueldos limitados a un tope de 800.000 euros anuales, de los que 500.000 euros corresponden al salario y el resto, hasta un máximo de 300.000 euros, en concepto de retribución variable, la cúpula de Bankia podrá equiparar su retribución a la de sus colegas de CaixaBank, ya que serán una sola entidad.

Esta es la primera vez en el sistema financiero español que una entidad rescatada como Bankia se fusiona con otro banco, en este caso CaixaBank, y el Estado se sienta en la firma resultante, con un porcentaje del capital del 15,5%. Por ello, el método para eliminar la restricción salarial que impera en Bankia al ser una entidad de capital público, con el 61,8%de su capital a través del FROB, es diferente a lo ocurrido en otras entidades intervenidas por el Gobierno y posteriormente vendidas a otros bancos.

Las dos partes deben solicitar permiso al BCE y a Economía para levantar esta restricción. Fuentes financieras aseguran que esta medida ya se ha debatido con los supervisores, aunque no será hasta que se entregue la documentación de fusión al BCE cuando la petición será formal, ya que debe incluirse en estos escritos.

En otras ocasiones, tras la disolución jurídica de la sociedad, al ser absorbida por otra la restricción salarial desaparece automáticamente para los posibles directivos que pasen a la firma adquiriente, como fue el caso de Catalunya Banc cuando pasó a manos de BBVA, pero hay otros ejemplos tras el rescate de varias ex cajas de ahorros en la crisis financiera que se inició en 2008.

Casos distintos
Ahora el proceso es distinto, ya que Bankia se integra en CaixaBank con un canje de acciones y el Estado se sienta como accionista. Ante este supuesto, todas las fuentes consultadas afirman que la restricción de los salarios de José Ignacio Goirigolzarri, y de varios directivos de Bankia que estaban desde 2012 limitados, se eliminará. Además de que pese a que el FROB se siente en el consejo de CaixaBank, la participación estatal no repercutirá en los sueldos de los directivos de la entidad de origen catalán.

Pero en esta ocasión el procedimiento es diferente a los anteriores. Se necesitará la autorización del BCE y de Economía, pese a que Bankia dejará de existir jurídicamente en los próximos meses, previsiblemente a finales de diciembre o primero de 2021.

En 2012, cuando el Estado inyectó hasta 22.424 millones de euros en Bankia, entre otras medidas, se limitó, a través de una disposición general del Ministerio de Economía, el salario de los directivos de la entidad, al pasar a la órbita de entidad nacionalizada.

La orden de 3 de agosto de 2012 explicaba que en las integraciones de entonces de entidades con y sin ayudas, los directivos de la entidad privada no se verían afectados por las limitaciones y señalaba: “Deberá presentarse al Banco de España un listado de directivos y administradores, especificando los que quedarán afectados por las restricciones (...) y los que no”. Este listado se presentaba de manera simultánea al resto de documentos que, según la normativa aplicable, deba presentarse al Ministerio de Economía “con el objeto de obtener la autorización de la integración”.

En el artículo 7.3 de la orden, además, se señalaba que respecto a los directivos de la entidad con ayudas públicas, previo informe del Banco de España (cuyas funciones supervisoras han pasado ahora al BCE), “a la vista del plan de retribuciones presentado (...) y de la situación económico-financiera de las entidades participantes”, Economía podrá autorizar que se levante la restricción salarial a los directivos procedentes de la firma nacionalizada.

Varias fuentes, incluido el Banco de España, Bankia y CaixaBank, mantienen que aún es pronto para decidir sobre esa cuestión. Fuentes cercanas a la operación aseguran que esta medida etá hablada con e BCE y hay ningún problema para eliminar esta restricción salarial.

Equiparación de sueldos

Dudas. En 2012, el Gobierno dictó una orden para los supuestos de integración de entidades con ayudas en otras sin ayudas, pero hasta ahora había dudas de interpretación. No estaba claro si es la que se aplica en esta ocasión o si la desaparición de los límites era automática.

Directivos. El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, percibió el pasado año un sueldo de 1,38 millones de euros, un 7,8% inferior a lo recibido un año antes, debido a que en 2019 ya no estuvo en el consejo de Repsol. Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, recibió una retribución entre fijo y variable de 3,76 millones de euros, de los que 1,56 millones correspondieron al salario fijo. El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, como el consejero delegado, José Sevilla, tienen el sueldo limitado al tope de 800.000 euros.

Normas
Entra en El País para participar