Wolters Kluwer presenta los Anuarios 2020 de Prácticas para Abogados

La nueva recopilación de los mejores casos de las firmas legales más relevantes de España refleja la evolución del Derecho

Wolters Kluwer presenta los Anuarios 2020 de Prácticas para Abogados

Wolters Kluwer presentó ayer la edición de 2020 de la colección Anuarios Prácticos para Abogados, publicación en la que más de cuarenta y cinco despachos exponen los casos más relevantes del Derecho de los Negocios en las áreas de Contencioso, Laboral, Mercantil y Fiscal. El acto, presidido por el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, se celebró por primera vez en doce años en formato virtual y contó con la intervención de Vicente Sánchez, CEO de Wolters Kluwer España y los coordinadores de los Anuarios: Salvador del Rey, Ramón Tejada, Antonio Pipó y Rafael Sebastián.

Juan Carlos Campo destacó en su intervención la importancia de la información especializada y el conocimiento para contribuir a la “búsqueda de la verdad judicial”. En este sentido, calificó los anuarios de práctica para la abogacía como un “material indispensable para la labor diaria de los abogados y despachos de todos los tamaños”. “Es una fuente de conocimiento exhaustivo que permite el ejercicio de la profesión con mayores garantías”, añadió. Si bien la edición de este año no recoge aún los litigios poscovid, destacó alguna de la materia que, en su opinión, también serán protagonistas en la publicación de 2021, como los asuntos que aplican la regla rebus sic stantibus o el Derecho Concursal.

El ministro agradeció a Wolters Kluwer por su labor al “invertir y apostar por el talento de hoy que será el conocimiento del futuro”. En este punto, realizó un paralelismo de los elementos utilizados por las grandes empresas del conocimiento, como Wolters con los objetivos de Justicia2030. Innovación, formación, análisis y un modelo colaborativo o de cogobernanza. El titular de Justicia, ensalzó las virtudes de herramientas digitales proporcionadas por Wolters Kluwer como Smarteca que “también contribuyen al avance de nuestro ordenamiento jurídico”. Por último, Campo ha deseado “que estos anuarios sirvan para seguir creando conocimiento hoy la para la justicia de mañana”.

Vicente Sánchez, por su parte, puso en valor la importante misión que afronta esta obra desde hace ya doce años. En palabras del CEO de Wolters Kluwer, que edita los anuarios, desde un principio tienen el propósito de “ayudar a los trabajadores del derecho en su día a día a través del conocimiento”. Sánchez, que señaló que, desde sus inicios, el formato de colaboración de la obra ha permitido que unos 300 despachos especializados hayan compartido alrededor de 1.300 casos sistematizados por materias, “reflejan la buena salud de la abogacía”.

Registro horario y jornada a la carta

En su intervención, Salvador del Rey (Cuatrecasas), coordinador general de los anuarios y coordinador, en particular, del dedicado al área Laboral, quiso destacar el carácter de “proyecto conjunto y solidario de la abogacía española” de los anuarios. Con un recuerdo para todos los compañeros que están pasando dificultades debido a la pandemia, del Rey se mostró optimista y puso en valor la garantía que otorga el sistema y la práctica del Derecho. “Los valores que han inspirado desde el principio a los anuarios, compartir los conocimientos de los despachos en un proyecto común, se pone ahora más en relevancia”, afirmó.

En la práctica laboral recogida en esta edición a través de 39 casos comentados y 24 despachos colaboradores, ha habido dos temas esenciales. Por un lado, la obligación, también aplicable a los bufetes, de registro horario, y la llamada jornada a la carta. Junto a estos asuntos, del Rey destacó otros temas que fueron relevantes en 2019: la consideración como trabajadores por cuenta ajena de los riders, o la indemnización de los ceses de interinos, entre otras cuestiones. El abogado reconoció que esta edición será “normal” comparada con la del año próximo. En ella se reflejará toda la litigiosidad que, seguro, va a provocar el ordenamiento de estos últimos meses. “El año que viene va a ser enormemente interesante jurídicamente”, aventuró. Temas como los despidos relacionados con el covid o el trabajo a distancia ya están provocando muchos litigios, concluyó.

Cláusula rebus

Antonio Pipó (Cuatrecasas), coordinador junto con Antonio Hierro (Hierro Estudio Legal) del anuario contencioso, calificó el anuario como “un magnífico libro de arte”. Es lo que podemos considerar en la profesión, explicó, como “arte en el foro”. Entre los puntos más llamativos de esta edición, Pipó resaltó que han colaborado 28 despachos de los más relevantes del país. “Todos podrán encontrar un caso de su interés ”, afirmó. Junto a secciones ya consolidadas como la litigación bancaria, se vislumbra la aparición en futuras ediciones de temas incipientes como el de daños por infracción del derecho de competencia.

Del análisis de los casos publicados este año, señaló, “lama la atención el incremento de “casos referidos a las telecomunicaciones tecnológicas y el mercado audiovisual”, debido, a su juicio, al mayor peso y protagonismo que han adquirido en la economía y en la vida de los ciudadanos. También se ha incorporado, subrayó, dos colaboraciones “de enorme interés en estos tiempos”: la aplicación de la cláusula rebus en contratos de corta duración, y la responsabilidad civil por productos sanitarios defectuosos.

Por último, quiso agradecer, como el resto de los coordinadores, la labor de los abogados durante la pandemia. Tomando la cita Calamandrei subrayó que “la fatiga del abogado no conoce horario ni tregua”.

Tasa Google

Ramón Tejada (Garrigues), coordinador, junto con Ricardo Gómez (Garrigues) del anuario fiscal, destacó los cambios que la pandemia ha impulsado en el trabajo de los abogados. Entre otras novedades, citó las inspecciones telemáticas de Hacienda. La obra, señaló, “no es más que un reflejo de cómo evoluciona la sociedad”. En este sentido, destacó que en la fiscalidad del siglo XXI se ha producido un cambio en la conciencia social (especialmente desde la crisis financiera de 2008) que ha provocado un “giro radical en la fiscalidad corporativa”. “Ahora se busca la cuota justa de recaudación” afirmó.

Sin embargo, alertó, la aparición de nuevas figuras impositivas, que tratan de revertir la caída de ingresos y evitar la deslocalización de los negocios tecnológicos, pueden provocar problemas de doble imposición. Como explicó, la lucha por separado de los distintos países para recaudar por los servicios digitales de estas tecnológicas hace que se regule unos tributos que por tener un carácter difuso o híbrido, no encajan en los convenios para evitar la doble imposición.

Tejeda también destacó otro fenómeno que, en su opinión, puede despegar con la crisis del covid. Se trata de la creciente litigiosidad contra las resoluciones sancionadoras de Hacienda, que cada vez más compañías logran anular.

Más reestructuraciones y Derecho Concursal en 2020

Por último, Rafael Sebastián (Uría Menéndez), coordinador del anuario mercantil, analizó las novedades incorporadas en esta área. “Este año destaco lo bien que ha ido en el mundo de los negocios en el 2019”, comenzó diciendo, para reconocer a continuación que en 2020 todo habrá cambiado. Si las fusiones, escisiones y salidas a bolsa es la tónica habitual de los casos publicados esta edición, en la próxima, aventuró, “habrá más reestructuraciones y Derecho Concursal”.

El letrado subrayó el carácter práctico de la obra que, en sus palabras, “no pretende ser un escaparate sino poner en común soluciones ingeniosas”. Por esta razón, señaló, “ya se utilizan en los másteres”.

Normas
Entra en El País para participar