Stefan Kreuzkamp: “Sorprende que España se haya visto tan golpeada por la pandemia”

El director de inversiones de DWS cree que los mercados ya han descontado una normalización de los ingresos y ve poco margen para el alza de la Bolsa

Stefen Kreuzkamp, director de inversiones de DWS.
Stefen Kreuzkamp, director de inversiones de DWS.

Este directivo de 53 años es el máximo responsables de las inversiones de DWS, la antigua gestora de fondos de Deutsche Bank, que maneja un volumen de activos de 750.000 millones de euros. El director financiero de la gran gestora alemana se muestra cauto con la situación de los mercados y también confiado en el buen hacer del Banco Central Europeo.

¿Las Bolsas mundiales han corrido más rápido que las vacunas y las economías?

Los inversores se anticipan y tratan de separar las tendencias normales de los acontecimientos extraordinarios. Así que solo echando un vistazo a dónde están las vacunas y las economías, podría dar la impresión de que el mercado está casi desvinculado de la realidad. No obstante, los inversores están estudiando lo que las compañías podrían ganar en 2021 o incluso en 2022 y lo están descontando hasta el día de hoy, ya que la Covid-19 se considera un problema temporal. En ese contexto, creemos que los mercados ya han fijado los precios en un ciclo comercial normal, lo que deja poco margen para un alza mucho mayor en Bolsa.

¿Cuándo calculan que habrá una normalización del crecimiento económico? ¿En 2022?

Para Europa creemos que los niveles de PIB anteriores a la pandemia podrían ser alcanzados de nuevo en el verano de 2022 y en EE UU podrían adelantarse hasta seis meses.

¿Cómo cree que funcionará la ejecución del fondo europeo de lucha para la pandemia? ¿Se gastará de una forma adecuada?

Esperamos que la Unión Europea haga todo lo posible para que el mecanismo de recuperación y resiliencia sea un éxito. Ciertamente, habrá algunos gastos erróneos y no debemos esperar que todos los proyectos definidos ayuden a aumentar el crecimiento potencial. Sin embargo, las subvenciones en particular se utilizarán para estabilizar la economía y tendrán un impacto adicional en el crecimiento a partir del segundo trimestre de 2021. Asimismo, es importante que con el fondo de recuperación europeo la Unión Europea se convierta en un importante emisor en el mercado de capitales.

¿Por qué cree que la pandemia ha golpeado mucho más a España que a otros países europeos?

Es sorprendente que España se haya visto mucho más afectada por la pandemia que otros países europeos. Hasta ahora, España tenía casi 11.500 casos por cada millón de habitantes, mucho más que, por ejemplo, Francia o Italia. La gravedad de la primera ola puede explicarse probablemente en parte por el hecho de que España estuvo entre los primeros países europeos en sufrir la pandemia. Por lo tanto, estaban menos preparados y tenían menos experiencia sobre cómo prevenir la propagación y los efectos fatales.

La banca acumula 10 años nefastos. ¿Podrá revertir la situación en algún momento?

El sector bancario de Europa tuvo que lidiar con varios choques exógenos y problemas internos, creados por ellos mismos. El problema principal sigue siendo el entorno de bajos tipos de interés o incluso negativos para el que los bancos tradicionales tienen poco margen de maniobra. En el pasado, esto ha sido principalmente un problema europeo, pero ahora se ha unido Estados Unidos. Cualquier reversión de este sentido ayudaría significativamente, pero vemos un potencial limitado para aumentar sustancialmente los rendimientos el próximo año. La tendencia a la digitalización y la competencia de las fintech es también negativo para el sector. Y la estructura de costes, sobre todo por plantilla y sucursales, sigue siendo un gran problema para muchos bancos europeos, especialmente para los alemanes.

¿Cómo valora la actuación, hasta la fecha, de la presidenta del Banco Central Europeo?

Hubo un cambio importante en el comité ejecutivo el año pasado, ya que no solo salió el presidente del BCE, Mario Draghi, sino también otros miembros. Tras un comienzo difícil por parte Lagarde, valoramos la labor de la nueva presidenta del BCE como efectiva y apropiada. Su rápida respuesta al empeoramiento de la crisis de la Covid-19, que vino acompañada de distorsiones y restricciones de liquidez en los mercados de capitales, ha contribuido significativamente a la estabilización de los mercados.

¿Cómo valoran las últimas decisiones del BCE?

En la reunión del jueves, hubo pocas sorpresas: la política monetaria se mantiene sin cambios, mientras que la voluntad del BCE es seguir ajustando todos sus instrumentos si es necesario. La única novedad es la inclusión del tipo de cambio en el discurso. Creemos que el BCE no podrá evitar un nuevo aumento del programa de compras de emergencia por la pandemia [PEPP, por sus siglas en inglés] tal vez antes de finales de este año. El BCE seguirá siendo muy expansivo durante mucho tiempo. En pocas palabras: el trabajo del BCE aún no ha terminado.

¿Hay un exceso de valoraciones en el sector tecnológico?

Solo se puede responder en uno o dos años… El sector se ha calentado hasta cierto punto y no todos los valores tecnológicos podrán justificar sus valoraciones actuales. No obstante, hay un par de factores estructurales que favorecen a las grandes tecnológicas: la tendencia general a la digitalización, acelerada por la pandemia, un entorno global de bajos tipos de interés y bajo crecimiento, las barreras de entrada una vez que se tiene una plataforma social global y la gran cantidad de datos. Además, la tecnología ha mostrado fuertes ganancias, incluso durante el pico de la pandemia. Por lo tanto, ha demostrado ser tanto un sector de crecimiento, como también un sector defensivo. Así pues, seguimos siendo positivos sobre el sector a largo plazo, pero por ahora podría haber obtenido sus mayores ganancias durante el año.

¿Europa se ha descolgado definitivamente de la carrera tecnológica respecto a China y Estados Unidos?

Es una historia triste desde una perspectiva europea. Probablemente tenemos que admitir que cuando se trata de las grandes plataformas de recopilación de masivas de datos, Europa nunca ha estado en la carrera. Eso es un gran problema a medio plazo, ya que los datos son uno de los activos más valiosos en el futuro. Sin embargo, mirando a algunos proveedores de tecnología, Europa tiene algunas joyas.

Normas
Entra en El País para participar