Juego

Los bonistas de Codere votarán la refinanciación el 25 de septiembre

La empresa ya cuenta con la adhesión de los titulares del 81,3% de sus bonos

Los bonistas de Codere votarán la refinanciación el 25 de septiembre

Codere ha informado este viernes que los poseedores del 81,3% de los bonos que vencen en 2021 se han adherido a su plan de refinanciación, que deberá aportar los fondos necesarios para asegurar su viabilidad ante las tensiones de liquidez que atraviesa. El último dato de adhesión lo facilitó el 31 de julio y entonces era del 80,4%.

La empresa de juego ha informado a la CNMV que el Alto Tribunal Inglés ha fijado la fecha del 25 de septiembre para que los titulares de estos instrumentos de deuda voten el plan de la compañía y que ejecutará a través de su filial británica, de ahí la necesidad del visto bueno de dicho tribunal. Para que salga adelante Codere necesitará el visto bueno de inversores que representen el 75% de la deuda cotizada, algo que tiene en principio garantizado. La empresa calcula que, una vez aprobada, el Alto Tribunal Inglés estudiará su autorización definitiva entre el 6 y el 7 de octubre para poder ser implementada "a finales" de ese mismo mes. 

En sus resultados semestrales anunciados esta semana Codere calculaba que el 10 de octubre este plan estaría aprobado de forma definitiva. De hecho, alertaba de que su aplicación antes de que acabase octubre era "fundamental" ya que durante septiembre debe afrontar el pago de los impuestos al juego entre otras salidas de caja, como el cobro de los pagos que ha ido aplazando en los últimos meses o la reactivación de sus operaciones en Colombia, Argentina, Panamá y lo que le resta de México, algo que “reducirá rápidamente nuestra posición de liquidez en los próximos 60 días”. En concreto, prevé acabar septiembre con 89 millones de efectivo por los 156,4 que tenía al cierre de agosto. Por tanto, los plazos estarán muy ajustados.

Este plan ya se ha ejecutado en una primera parte, pero el grueso del mismo aún necesita del visto bueno de los inversores. A finales de julio Codere recibió financiación por 85 millones de euros a través de una nueva emisión de bonos, una cantidad que debía servir para afrontar los pagos más inmediatos de la compañía. Estos títulos fueron lanzados con un interés del 12,75% por el riesgo que conllevan.

La segunda parte del plan es la que deberá votarse ese 25 de septiembre. Esta consiste en otra emisión de bonos por 165 millones de euros, ofrecida a los inversores ya existentes en Codere. Estos se fusionarán con los títulos lanzados en julio, compartiendo así interés y vencimiento, y también provocará el aplazamiento hasta 2023 del pago de los bonos que vencen en 2021: los de 500 millones de euros y los de 300 millones de dólares lanzados al mercado en 2016.

Normas
Entra en El País para participar