Alimentación

La 'vieja' Pescanova impugna la refinanciación de la Nueva por favorecer a Abanca

Lo hace, dice, para evitar la "despatrimonialización" de los acreedores y socios de la pesquera en favor de la entidad financiera

La 'vieja' Pescanova impugna la refinanciación de la Nueva por favorecer a Abanca

Pescanova SA, lo que se conoce como "vieja" Pescanova y que durante años estuvo presidida por el hoy encausado Manuel Fernández de Sousa, ha decidido impugnar el acuerdo de refinanciación de Nueva Pescanova, la sociedad heredera del negocio pesquero y de la que la primera mantiene  un 1,65% de su capital, su principal activo.

En junio pasado Nueva Pescanova y sus acreedores financieros liderados por Abanca, propietaria del 80% de la empresa, firmaron el acuerdo de refinanciación que contemplaba la capitalización del 100% de la deuda  en una operación valorada en 650 millones de euros. El acuerdo recibió el visto bueno judicial con su homologación en agosto. En un hecho relevante comunicado hoy, la vieja Pescanova impugna esa decisión al entender que se produce un "incumplimiento frontal" de la ley concursal, y que lo hace con el objetivo de "evitar la despatrimonialización de los acreedores y socios de Nueva Pescanova a favor de Abanca". También indica que "otros acreedores han interpuesto en paralelo sendas impugnaciones" en el el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Pontevedra.

Abanca tomó el control de Nueva Pescanova en marzo pasado, tras adquirir un paquete accionarial del 39,8% del capital a Sabadell y Caixabank, lo que elevó su participación al 80,46%. Entonces la entidad financiera anunció que entre sus planes estaba el refuerzo de su estructura financiera y también la búsqueda de un socio industrial que garantizara la viabilidad de la compañía. En abril el consejo de administración de Nueva Pescanova nombró como nuevo presidente ejecutivo a José María Benavent.

Además de la refinanciación, la compañía tuvo que acometer una reducción de capital de 78 millones en junio pasado para sortear la causa de disolución, después de cerrar el ejercicio 2019 con unas pérdidas de 49 millones que rompieron su equilibrio patrimonial. "El reequilibrio en el balance pone a la empresa en una situación más ventajosa para conseguir financiación en el mercado y optar a subvenciones públicas",  explicó entonces Nueva Pescanova. Esta alcanzó unas ventas de 1.057 millones de euros en 2019, una mejora del 8%.

Normas
Entra en El País para participar