Juego

Cirsa perdió 194 millones hasta junio pero descarta recurrir a nueva financiación

La compañía de juego perdió casi el 90% de sus ingresos en el segundo trimestre

Cirsa perdió 194 millones hasta junio pero descarta recurrir a nueva financiación

Cirsa, el principal operador de juego en España por volumen de ingresos, cerró el primer semestre del ejercicio, transcurrido entre enero y junio, con una pérdida neta de 194 millones de euros, según el informe financiero hecho público este miércoles. Un resultado negativo motivado por un segundo trimestre en el que el negocio se vio muy castigado por el cierre de los salones de juego y por la suspensión de las principales competiciones deportivas, que mermaron la generación de ingresos del negocio digital. El ebitda, en cambio, sí fue positivo en 37,4 millones, aunque un 83% inferior.

En esos seis primeros meses del ejercicio Cirsa registró unos ingresos de 398 millones, casi la mitad de los que registró en el mismo periodo del año pasado. La mayor parte de ese retroceso se generó entre abril y junio, cuando la compañía tuvo que cerrar sus salones en los siete países donde opera. En ese segundo trimestre los ingresos apenas fueron de 42,3 millones, casi un 90% menos, provocando un resultado neto negativo en ese periodo de 142 millones. El ebitda en esos meses fue negativo en 51,4 millones.Para contrarrestar esta caída del negocio Cirsa redujo su base de costes un 60% entre abril y mayo, pasando de unos 62 millones mensuales a 25.

"La compañía sigue afrontando la actual situación social y económica -la más compleja en los más de 40 años de historia de Cirsa- con absoluta determinación para salvaguardar su sostenibilidad a corto, medio y largo plazo", afirma la compañía en un comunicado.

En el segundo trimestre Cirsa  firmó en dos líneas de crédito de 55 y 20 millones de euros para aumentar y garantizar la liquidez. A 30 de junio el grupo de juego propiedad de Blackstone contaba con una caja de 264,5 millones y con financiación bancaria disponible de 75 millones. Desde la compañía se indica que estos niveles son suficientes para la viabilidad de la compañía y que, por el momento, no buscan nueva financiación. Su deuda financiera neta al cierre del semestre ascendía a 2.338 millones.

La empresa cuenta ya con prácticamente toda su red abierta. En España dispone ya del 94% de su capacidad en funcionamiento, incluidos todos sus bingos y casinos. Solo le resta un 7% de sus máquinas B o tragaperras. En Italia cuenta con el 91% de su capacidad, mientras que en México ha podido abrir 15 de los 28 salones de juego, en Colombia 38 de 65 casinos, y en República Dominicana sus seis casinos aunque con horarios muy restringidos. 

Según indica la empresa, en España e Italia los resultados después de la reapertura son "prometedores", habiendo recuperado entre el 80% y el 85% de su actividad previa al inicio de la pandemia.

Normas
Entra en El País para participar