El Ibex sucumbe a los influjos negativos del Nasdaq y cae un 1,78%

El petróleo Brent se hunde un 5,31% por la debilidad de la demanda

Ibex pulsa en la foto

Los mercados europeos han sucumbido a las caídas. Las fuertes caídas del Wall Stret en su regreso a la actividad tras el festivo del lunes se suman a los malos datos económicos conocidos en la zona euro, que recuerdan a los inversores que la debilidad se mantiene y que la recuperación, con los brotes de coronavirus aún al alza, será complicada. Los números rojos han arrastrado al Ibex, que ha caído un 1,78%, hasta los 6.955 puntos. Las pérdidas en el resto de índices europeos se han situado en torno a un 2%. El Dow Jones, el Nasdaq y el S&P 500 cayeron un 2,25%, un 4,11% y un 2,78%. 

IBEX 35 6.791,50 2,46%

En las últimas jornadas, los valores tecnológicos y de otros sectores que acumulan mayores ganancias han registrado fuertes pérdidas en Wall Street. Aunque los analistas atribuyen las caídas a una toma de beneficios tras las alzas registradas, cierto nerviosismo permanece y hay quien empieza a cuestionar las valoraciones alcanzadas, lo que mantiene la presión a la baja. Tesla se hundió un 21,06% en el mercado después de que el comité de revisión del índice S&P 500 no incluyera el pasado viernes al fabricante de automóviles en el selectivo, a pesar de su altísima capitalización.

En la Bolsa española, la atención se mantiene sobre las negociaciones de fusión entre CaixaBank y Bankia, operación que daría lugar al mayor banco de España. Los mercados siguen haciendo quinielas sobre nuevos movimientos y qué entidades las protagonizarán.Sabadell ganó un 1,37%, pero el resto del sector sufrió caídas. Santander cayó un 2,99%; Bankinter, un 2,84%; CaixaBank, un 2,66%; BBVA, un 1,43% y Bankia, un escueto 0,07%. Los peores del Ibex fueron Repsol (-4,55%) y Ferrovial (-3,08%).

Varios datos económicos se han sumado este martes a las señales que apuntan a que la recuperación tras el coronavirus será lenta. El producto interior bruto (PIB) de la zona euro cayó un 11,8% en el segundo trimestre con respecto al trimestre anterior y un 14,7% interanual, según los datos revisados Eurostat, frente a las estimaciones iniciales de caída del 12,1% y 15,0%, respectivamente. En Alemania, el dato de comercio exterior tampoco es alentador. Las exportaciones en julio subieron un 4,7%, menos de lo esperado, y las importaciones aumentaron un 1,1%.

El barril de petróleo Brent ha caído un 5,31% y el barril registra un precio por debajo de los 40 dólares por primera vez desde junio por miedo a la debilidad de la demanda ante la ralentización del crecimiento mundial. Es la quinta caída consecutiva del petróleo. Arabia Saudí ya advirtió el lunes de que bajará el precio del crudo a partir de octubre, lo que ha provocado una espiral bajista en su precio. En abril, el West Texas llegó a precios negativos y los operadores han tomado nota de los riesgos.

En el mercado de deuda, leve caída de los tipos ante la tormenta bursátil. La rentabilidad del bono español a 10 años se sitúa en el 0,327% frente al 0,352% de la víspera, con el alemán en el -0,497% El bono italiano ofrece el 1,096%, frente al 1,112% anterior. Esta vez sí se ha cumplido la teoría de que el dinero vuelve a la renta fija en momentos de miedo en la Bolsa.

El Tesoro ha captado este martes 6.346,36 millones de euros una nueva subasta de Letras a 6 y 12 meses en la que ha tenido que abonar unos intereses ligeramente superior. La cuantía se sitúa en el rango alto del objetivo fijado para esta subasta, que era de entre 6.000 y 7.000 millones de euros. La demanda alcanzó los 12.523,98 millones, casi el doble de lo adjudicado.

En Letras a 6 meses, el Tesoro captó 1.065,30 millones a un tipo de interés marginal del -0,459%, más alto que el -0,475% de la subasta celebrada el pasado 11 de agosto. Por su parte, en Letras a 12 meses logró 5.281,06 millones al -0,445%, también más alto que el -0,447% de la subasta anterior.

Japón ha revisado a la baja la caída récord de su PIB en abril-junio, hasta el 7,9% respecto al trimestre anterior, una décima menos que la primera lectura, la contracción más pronunciada registrada por la economía nipona desde que existen datos comparables.

En el mercado de divisas, el euro retrocede por sexta jornada consecutiva frente al dólar: baja más de un 0,2% hasta situarse en 1,1788 dólares. El yen sube, como es habitual en una sesión de aversión al riesgo, con un alza del 0,6%, hasta el entorno de las 125 unidades por euro.

Normas
Entra en El País para participar