Bankia y CaixaBank controlarían el 33% del negocio de planes de pensiones

El volumen combinado de gestión de activos sumaría más de 150.000 millones de euros

Fusión CaixaBank y Bankia Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Una de las grandes fortalezas de la combinación de CaixaBank y Bankia sería el negocio de gestión de fondos de inversión y planes de pensiones. La entidad catalana ya era el líder absoluto en este terreno, al igual que en seguros y banca privada. Con la absorción de Bankia, elevaría sustancialmente su cuota de mercado. En el negocio de planes de pensiones, la suma de las dos entidades controlaría el 33% del mercado.

Al cierre de junio (último dato disponible), CaixaBank gestionaba fondos de inversión por un importe de 45.680 millones de euros, según Inverco, la asociación de las gestoras de fondos. Bankia, por su parte, suma otros 19.261 millones, por lo que la combinación de ambas alcanzaría los 64.941 millones. Tras los buenos meses bursátiles de julio y agosto, esa cifra habrá rebasado ya los 66.000 millones de euros.

En planes de pensiones, Bankia aportaría casi 8.000 millones a los más de 29.000 de CaixaBank (gestionados a través de su filial VidaCaixa), con lo que superarían los 37.000 millones. En este caso, la cuota de mercado pasaría del 33%.

Si se añaden sicavs y la distribución de fondos de gestoras extranjeras, el negocio total de gestión de activos alcanzaría los 104.000 millones de euros, generando cerca de 900 millones anuales de comisiones al año.

Después de seis años con los tipos de interés cerca del 0% y con una caída dramática del margen de intereses (el negocio de dar crédito y conceder hipotecas), los bancos son cada vez más dependientes de las comisiones que generan a través de otros productos financieros, como los fondos y planes. Y también, con los seguros.

“El negocio de la gestión de activos es de las pocas partes rentables que les quedan a los bancos, por lo que sería muy atractivo para el nuevo grupo”, explica Julián Pascual, presidente de la gestora de fondos Buy&Hold. “CaixaBank ha demostrado que es una actividad en la que se ha sabido defender muy bien. Con la fusión, habría posibilidades de generar sinergias, con reducción del número de proveedores, reajustes de plantilla y mejora del poder de negociación frente a las grandes gestoras internacionales


Líder en seguros 

VidaCaixa, la filial aseguradora de CaixaBank, es la compañía de seguros más grande de España. En 2019, la entidad comercializó un total de 12.060 millones de euros entre primas y aportaciones a planes de pensiones, con un volumen de recursos bajo gestión de más de 93.000 millones. Si se excluyen los planes de pensiones (que se suele considerar como parte del negocio de gestión de activos), el negocio puramente asegurador suma más de 60.000 millones de euros.

Con estas cifras, la filial logró un beneficio en 2019 de 795 millones de euros, aportando así el 46% de las ganancias totales al grupo. La firma es líder en seguros de vida, en planes de pensiones de empresas, y es dueña del 49,9% de SegurCaixa Adeslas, la mayor aseguradora de salud de España.


Bankia, por su parte, mantiene en el negocio asegurador una alianza con Mapfre, que tendría que deshacer en caso de que fructificaran las conversaciones de fusión con CaixaBank. El nuevo grupo debería compensar a Mapfre.


Ahora, Bankia Mapfre Vida maneja un volumen de ahorro gestionado de algo más de 5.600 millones de euros, tras integrar las filiales que provenían de BMN (que fue absorbida por Bankia).
Además del negocio de seguros de vida, a través de una joint venture, Mapfre también es el proveedor exclusivo de seguros coches, hogar, comercios, accidentes, para los clientes de Bankia. La entidad genera cada año unas comisiones por venta de seguros de unos 150 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar