Energía

Naturgy y KIA invierten 219 millones en un parque eólico en Australia

El proyecto está ligado a un contrato de compraventa a la rgo plazo (PPA) para el 75% de la producción

Francisco Reynés, presidente de Naturgy.
Francisco Reynés, presidente de Naturgy.

Snowy Hydro y Global Power Generation (GPG), la joint venture de Naturgy Energy Group y Kuwait Investment Authority (KIA), han acordado construir un parque eólico de 218 MW en el estado de Victoria (Australia), según ha informado la compañía presidida por Francisco Reynés a la CNMV.

El parque eólico, denominado Ryan Corner, requerirá una inversión total estimada de 359 millones de dólares australianos (equivalente a 219 millones de euros aproximadamente) y se espera que entre en funcionamiento en el segundo semestre de 2022. El proyecto está ligado a un contrato a largo plazo (PPA) de suministro de electricidad a 15 años por el 75% de la energía producida.

"Dadas las características del contrato adjudicado y las condiciones del mercado australiano, uno de los países más atractivos para invertir en renovables, el proyecto cumple plenamente con los criterios de inversión y rentabilidad exigidos por Naturgy para la creación de valor", ha destacado la compañía en el comunicado, que posee una participación del 75% en la joint venture, mientras que el otro 25% restante está en manos de KIA.

Con este acuerdo, Naturgy duplica su presencia en Australia aumentando su capacidad hasta aproximadamente 500 MW, convirtiéndose en el tercer mayor productor independiente de energía eólica del país y confirmando su apuesta por el crecimiento de las renovables en Australia.

El parque eólico Ryan Corner será la tercera inversión de Naturgy en Australia, a través de su filial Global Power Generation (GPG). En concreto, con este proyecto, Naturgy alcanzará una capacidad renovable de más de 500 MW en la región, contando el parque eólico Crookwell 2 (96 MW) actualmente en operación, y el parque eólico Berrybank Stage-1 (180 MW), que estará operativo próximamente.

Naturgy está ultimando la autorización de varios proyectos renovables en Australia, que podrían suponer el desarrollo de más de 400 MW de capacidad adicional, que aumentarían un 150% su capacidad instalada actual en el país, convirtiéndose en uno de los dos productores independientes de energía eólica más importantes del país.

La compañía tiene en Australia una cartera de proyectos de más de 600 MW y aspira a convertirse en uno de los principales operadores renovables independientes de Australia en los próximos tres años, alcanzando una capacidad total de más de 1.300 MW.

Normas
Entra en El País para participar