Textil

La apuesta por el fútbol dispara los ingresos y el beneficio de Puma en España

Elevó un 30% sus ventas en 2019 hasta un récord de 87,3 millones

El balón de LaLiga para la temporada 2020-2021 de la marca Puma
El balón de LaLiga para la temporada 2020-2021 de la marca Puma

Puma cerró en 2019 su mejor ejercicio desde que tiene presencia en España. La marca alemana de ropa deportiva, competencia directa de los gigantes Nike y Adidas, consiguió importantes crecimientos tanto de ventas como de beneficios, alcanzando en ambos casos cifras récord. Y buena parte de culpa la tuvo la apuesta por el deporte rey, el fútbol.

Puma Iberia registró el año pasado unas ventas de 87,3 millones de euros, un crecimiento del 30% en comparación con el ejercicio anterior. En esta cifra también se incluye el mercado portugués. La firma destaca en su informe de gestión que el crecimiento fue transversal y “vinculado a la mayor presencia de la marca en los principales canales y cuentas”. Pero destaca el crecimiento en la categoría de los deportes de equipo, y en concreto las “colaboraciones con el Valencia CF, LaLiga, Girona FC y varios jugadores de fútbol de primer nivel”.

Puma firmó sendos acuerdos con Valencia y Girona para ser el proveedor de sus equipaciones, y desde la temporada pasada es el responsable del balón oficial de LaLiga, lo que además le ha convertido en uno de los principales socios de la competición. También viste a jugadores como Griezmann o Luis Suárez.

La marca también destaca un crecimiento superior al 10% en el resto de categorías de práctica deportiva. A diferencia de lo que sucedió en 2018, la venta de ropa fue la principal fuente de ingresos, representando el 47% del total, tras crecer un 56% en el último año. El calzado deportivo también creció, un 10%, abarcando el 45% de los ingresos. Todas estas mejoras llevaron a impulsar el beneficio neto de la firma más de un 150%, pasando de 1,8 millones en 2018 a 4,7.

Las cuentas de la sociedad depositadas en el Registro Mercantil también reflejan que Puma Iberia traspasó, con fecha 1 de enero de 2019, el negocio del comercio minorista que explotaba a través de sus tiendas propias a su matriz alemana Puma Europe. El importe de la venta ascendió a 3,2 millones de euros. Esto supuso también traspasar el personal que trabajaba en ellas a Puma Europe, lo que explica que Puma Iberia pasara de tener una plantilla compuesta por 222 personas en 2018 a 133 a cierre de 2019.

De cara a 2020, Puma proyectaba una mejora de resultados, y mencionaba los Juegos Olímpicos de Tokio y la Eurocopa de fútbol como “escaparates”. Ambas competiciones se suspendieron por el Covid-19, cuyo impacto refleja en el apartado de hechos posteriores, reseñando una “caída de la actividad” en los primeros meses de 2020.

Normas
Entra en El País para participar