Cursos de la UIMP

Ribera defiende el uso responsable de los fondos europeos para la transición

De los 140.000 millones para España.un 30% se destinarán a la descarbonización de la economía

Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica.
Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica.
Santander / Santander

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha señalado que la llegada a España de los recursos económicos procedentes del plan de recuperación europeo obligan a pensar "en la manera más responsable e inteligente" de destinarlos al reto de la descarbonización de la economía del país.

Así lo ha defendido Ribera durante su participación en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), donde ha recordado que España deberá destinar, al menos, el 30% de todos estos recursos al contexto de la transición ecológica.

De los 750.000 millones de euros aprobados finalmente por la Unión Europea, a España le corresponderán 140.000 millones, casi 73.000 millones en ayudas directas, una cantidad de recursos que la ministra ha calificado de "importantísimos".

No obstante, ha hecho especial hincapié en el uso responsable de estos recursos, de forma que pivoten sobre los principales ejes de actuación del Gobierno, que pasan por la digitalización, la transición ecológica o la cohesión social y territorial.

"Hay que pensar de manera conjunta y responsable, modernizando y actualizando las infraestructuras mirando al futuro, pensando en nuestra capacidad de respuesta a partir de las grandes señales que nos da la digitalización y la obra publica, aspectos que deben ayudar a entender y mejorar nuestras necesidades", ha añadido.

Dentro del ámbito concreto de la transición ecológica, la ministra ha recordado la importancia que la Comisión Europea le ha otorgado al llamado pacto verde, que cree que se verá reforzado a raíz del contexto planteado por la pandemia de Covid-19.

Como catalizador de todo este progreso necesario ha situado a la obra pública, de forma que sea capaz de integrar las principales amenazas, encabezadas por el cambio climático, en la "plena descarbonización de la economía".

Entre los pasos ya dados por el Gobierno, Ribera ha citado el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), el plan de descarbonización, la ley de cambio climático, la estrategia de economía circular o la ley de residuos, entre otros.

Oportunidad

Por su parte, también en la UIMP, la secretaria de Estado de Energía, Sara Aaegesen, ha considerado que la pandemia del coronavirus supone una "oportunidad" para poner en marcha medidas económicas y sociales para abordar el "reto" de la transición energética, ya que, además, "las medidas de recuperación verde son las más eficaces para salir de la crisis".

Así, ha instado a pensar con "optimismo" en la recuperación y ha insistido en que las medidas de transición energética presentan "muchísimas ventajas" no solo de reactivación económica y mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, sino también de cara a lograr una industria "más competitiva".

En este sentido, confía en que "todos los sectores van a ser "muchísimo más competitivos" gracias a esta transición, ya que especialmente el energético es capaz de ofrecer respuestas "muy rápidas" pero que, además, perdurarán en el tiempo y "responden a retos de futuro".

Durante la inauguración del seminario El Sector Energético ante la crisis del Covid-19, en el que ha participado junto al consejero de la CNMC Mariano Bacigalupo; al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y al presidente de Viesgo, Miguel Antoñanzas.

La secretaria de Estado ha indicado lo "extremadamente gratificante" que ha sido ver lo "robusto" que ha sido el sector durante la pandemia, algo que, sumado a las medidas implantadas por el Gobierno, ha permitido "garantizar el suministro" en el periodo de aislamiento a hogares y empresas.

España, dijo, debe estar "especialmente bien posicionada", porque las empresas y los gobiernos están "convencidos de que la recuperación es verde" y porque tiene una industria "muy fuerte".

Por su parte, Bacigalupo reafirmó el "pleno" compromiso del organismo con la agenda regulatoria de la transición energética, que en su opinión se encuentra en un momento "crucial" y que "no debe desfallecer" a pesar de la crisis provocada por el Covid-19.

En este sentido, ha dicho que este asunto se retomará "de inmediato" con el inicio del curso parlamentario y ha recordado que la CNMC ya aprobó a finales del mes de julio su informe al proyecto del Real Decreto-ley 3/2020, que viene a desarrollar el nuevo régimen económico de energías renovables y que ha confiado en que el gobierno pueda iniciar la tramitación "lo antes posible" al ser una normativa "esencial" para el sector.

Para Miguel Antoñanzas "no se puede estar a la vanguardia en ningún sector sin tener la sostenibilidad en el centro de las acciones". Por ello, ha pedido al Gobierno la puesta en marcha de un plan intensivo de inversión en redes de distribución eléctrica que ayude a impulsar la economía local, tanto en la creación de empleo como en el efecto multiplicador sobre el PIB, ayudando a su vez al reto que la sociedad tiene frente al cambio climático.

Además, ha destacado que el sector energético está "llamado por la UE a ser una de las claves en la creación de una Europa más competitiva justa y sostenible".

Por último, el presidente de Cantabria ha indicado que "tenemos que convivir" con la pandemia sin paralizar de nuevo la economía, y que el virus "a lo mejor nos sirve para hacer cambios, estrategias y modificaciones" necesarios porque "el cambio climático es una realidad". Por ello, ha pedido ser "optimistas dentro de esta desgracia" y "ser capaces de readaptar nuestras ideas a esta situación".

 

Normas
Entra en El País para participar