Juguetes

El confinamiento dispara las ventas de Lego un 14%

Los ingresos de la juguetera danesa aumentaron un 7% en el primer semestre de 2020

Tienda de  Lego en el Rockefeller Center, en Manhattan, New York.
Tienda de Lego en el Rockefeller Center, en Manhattan, New York. REUTERS

Las familias han aprovechado el confinamiento para pasar tiempo juntas en casa y jugar con los míticos ladrillos de plástico. Así lo muestran los resultados de la juguetera danesa Lego. En el primer semestre, las ventas crecieron un 14% y los ingresos un 7% hasta 2.116 millones de euros, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según ha informado este miércoles la multinacional. La diferencia entre ambos porcentajes se debió a que las cadenas de distribución recurrieron al inventario existente para responder a la demanda, después de tener que cerrar temporalmente sus fábricas de China y México.

Con esta subida de dos dígitos, la empresa recupera el crecimiento que se había detenido abruptamente en 2017, tras una década de aumento de ventas.

El consejero delegado del grupo, Niels B. Christiansen, ha destacado que el impulso se ha sostenido en las primeras semanas del segundo semestre a pesar de que ya se ha retomado la actividad laboral y escolar. Y aunque en el informe la empresa no ha dado datos de las ventas por Internet, asocian el repunte al aumento de visitas a su sitio web que, entre enero y junio, se duplicaron hasta los 100 millones, compensando el cierre de sus 616 tiendas en todo el mundo.

“Nuestra plataforma de comercio electrónico recientemente actualizada y nuestra ágil cadena de suministro global nos permitió satisfacer la demanda en línea”, ha señalado Christiansen. En 2019, la juguetera danesa aumentó las inversiones en comercio electrónico y en nuevos productos, como experiencias digitales, que han cosechado su éxito en el primer semestre de 2020. Cada dos segundos, se compartió un contenido de su aplicación Lego Life, que ya registra al menos nueve millones de usuarios en 80 países. Además, las descargas de las instrucciones de construcción digital de Lego se duplicaron hasta los dos millones.

“Vimos un progreso positivo durante el confinamiento por el coronavirus, cuando las familias empezaron a jugar y a construir bloques de Lego juntas”, ha explicado Christiansen, quien llegó a la danesa en 2017, luego de que la empresa despidiera al 8% de su plantilla. El director ha aprovechado los buenos resultados para agradecer “la extraordinaria contribución” y “los fantásticos esfuerzos” del personal.

El crecimiento de Lego en Asia, Europa occidental y Estados Unidos contrasta con las pérdidas operativas reportadas por otros fabricantes de juguetes como Mattel y Hasbro en el primer semestre del año. Las ventas de Mattel cayeron un 14% en el primer semestre, mientras que los ingresos de Hasbro cayeron un 19%.

Normas
Entra en El País para participar