Tradesegur, el radar que multa a más de un kilómetro de distancia

La compañía madrileña, fundada en 1945 como importadora de maquinaria, es el principal proveedor de equipos de seguridad ciudadana, vial y movilidad de la DGT

Radar tráfico Tradesegur
Radar capaz de multar a más de 1.000 metros de distancia con un láser invisible. Tradesegur

Cuando el alemán Franz Liesau, experto en el mundo de la electrónica, viajó a España en la década de 1940 se dio cuenta de las necesidades de desarrollo industrial del país y en 1945 constituyó en Madrid la empresa Sociedad para Investigaciones y Aplicaciones Industriales (SIAI).

Al principio su actividad se limitó a la venta, instalación y mantenimiento de equipos industriales y de electrónica profesional, que importaba desde Alemania. Entre los sectores a los que suministraba estos bienes pronto destacó el automovilístico, que empezaba por aquel entonces a florecer en España.

Con el paso del tiempo, su división de electrónica profesional alcanzó un notable renombre abasteciendo de productos y servicios a grandes empresas nacionales de los sectores de defensa, aeronáutica, naval, automóvil y banca, así como a la Administración pública, los Cuerpos de Seguridad del Estado y organismos oficiales.

El éxito fue tal que, tras fallecer su padre y hacerse cargo del negocio, Christian y Francisco Gerardo Liesau Von Lettow decidieron escindir en 1994 la división y constituirla como sociedad mercantil propia, lo que dio lugar al nacimiento de la compañía Tradesegur.

La innovación es la clave de todo negocio, aunque debe ir acompañada
de investigación y desarrollo

David Fernández Olmos, director de operaciones

Especializada en seguridad ciudadana y seguridad vial, Tradesegur diseña, desarrolla e implementa soluciones eficientes e innovadoras, suministrando tecnología intuitiva y probada a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Como fabricante y distribuidor tecnológico, ofrece a sus clientes soluciones de movilidad urbana, videovigilancia, observación y analítica, grabación de comunicaciones y galerías de tiro.

Una de sus mayores apuestas es la investigación e innovación: cerca del 10% de su facturación se dirige a este fin. “La innovación es la clave de todo negocio, aunque por sí sola no sirve para nada. Debe ir acompañada de investigación y desarrollo de nuevas soluciones. Tradesegur ha sido posible porque la empresa se ha ido transformando y modernizando a la par que la tecnología”, afirma David Fernández Olmos, director de operaciones.

25 de los 125 empleados del grupo pertenecen a esta área, que previsiblemente continuará creciendo en los próximos años. De hecho, si no hubiese sido por el Covid, en estas fechas ya habrían contratado tres o cuatro empleados más, asegura.

Fruto de su apuesta por la I+D+i, a finales del año pasado surgió una nueva oportunidad de la mano del CDTI. El organismo público ha concedido a la empresa 800.000 euros, el 25% a modo de subvención y el 75% restante, vía préstamo, para desarrollar durante 24 meses un proyecto que alberga los tres ámbitos de la seguridad urbana: seguridad ciudadana, movilidad y seguridad vial.

Las cifras

Radar tráfico Tradesegur
Nuevo radar de tramo.

36 millones de euros anuales facturan en conjunto las siete firmas del grupo. 

5% de sus ingresos provienen de Portugal, Andorra
y América Latina.

80% de sus ingresos proceden de contratos con el sector público y el 20% de acuerdos con empresas privadas.

Basado en inteligencia artificial y machine learning, combina el concepto de smart city y safe city para predecir el comportamiento de conductores y peatones y permitir a los clientes, las autoridades de tráfico y seguridad municipales, optimizar sus recursos y actuar en situaciones de emergencia.

Por ejemplo, en caso de que en cierta zona de la ciudad se formen atascos o se produzcan accidentes cuando llueve, antes de que caiga la precipitación, el sistema avisa para que los agentes puedan situarse en puntos estratégicos y mejorar así la movilidad. También está pensado para actuar frente a vandalismos y reducir el índice de delincuencia.

Tradesegur es uno de los líderes indiscutibles del mercado. Entre sus clientes figuran ministerios, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (a nivel nacional y regional), Administraciones regionales y locales, la DGT, servicios regionales de tráfico, así como empresas privadas: Telefónica, Siemens, Indra, FCC, Abertis y bancos como Bankinter o BBVA.

Si bien es cierto que es referente nacional en sistemas de seguridad ciudadana, también es líder del sector de la seguridad vial y movilidad nacional. Prueba de ello son los distintos productos para control de velocidad que ofrecen y otras soluciones con una misión eminentemente preventiva, como los paneles indicadores de velocidad, los aforadores para la realización de estudios de tráfico, las básculas de pesaje estático y dinámico o los sistemas para detección de drogas o alcohol en conductores.

Tradesegur detección drogas
Equipo de detección de drogas.

Su catálogo lo completa un conjunto de soluciones basadas en reconocimiento de matrículas, con aplicaciones para el control de infracciones en semáforos, el control de accesos, o distintas alternativas de sistemas OCR (reconocimiento óptico de caracteres, por sus siglas en inglés) embarcados (radares), además de sistemas de grabación digital de vídeo personales o a bordo de vehículos.

El desarrollo del negocio de Tradesegur ha llevado al grupo a fundar distintas sociedades. “Cada una de ellas cuenta con sus propias certificaciones. Su constitución se decidió a efectos prácticos y de eficiencia de negocio”, dice Fernández Olmos.

La primera fue Skidata, en 2007, especializada en la lectura de matrículas; se dedica a la gestión de parkings desde que se levanta la barrera hasta que se paga y se sale. Entre los distintos aparcamientos que tiene en su cartera de clientes destaca el del aeropuerto de Madrid-Barajas o el del centro comercial La Vaguada.

En 2013 llegó Lector Vision, que fabrica cámaras de lectura rápida de matrículas, lo que la hace proveedor interno de Skidata y Tradesegur a la hora de suministrar cámaras para radares de tramo y parkings.

En 2017 fundaron Smartpol, que se dedica exclusivamente a la tramitación de sanciones y denuncias que captan los sistemas de seguridad vial del grupo. Por cada denuncia cobrada recibe una cuota.

Un año más tarde fue el turno de Somintec, una software factory especializada en la gestión de la zona azul, de los PDA o smartphones que llevan los agentes, de la gestión de grúas cuando resulta necesario y de las posibles sanciones.

Radar tráfico Tradesegur
Cabina radar en una vía interurbana.

Por último, en 2019 surgió Ciss, centrada en soluciones a medida para observación, como cámaras específicas para el control de fronteras, cámaras embebidas en vehículos para misiones especiales, o la transmisión de audio y vídeo.

En conjunto, las siete empresas del grupo facturan 36 millones al año y hasta ahora mantenían un crecimiento sostenido de entre el 2% y el 3% anual. Sin embargo, su tarea pendiente continúa siendo la internacionalización.

Tras varios intentos fallidos –por pecar de optimistas, según Fernández Olmos–, esperan dar el salto en los próximos años, sobre todo en América Latina, donde ya están presentes.

“Las varias experiencias negativas que hemos tenido en este terreno nos han servido para aprender y comprender que para tener éxito es necesario contar con gente con experiencia”, afirma el directivo.

El plan, antes del Covid, era que la facturación obtenida fuera del país creciese en los próximos tres años del 5% actual al 10% o el 15%. Ahora habrá que esperar.

Radiografía de la empresa

Tradesegur Traffic Ifema
Estand de la compañía en la feria Traffic de Ifema, en su edición de octubre de 2019.

Facturación. En 2019, Grupo Siaisa facturó 36 millones, de los que 13 correspondieron a Tradesegur; 13, a Skidata; 7, a Siaisa, y 2 millones, a Lector Vision, mientras que Somintec y Smartpol ingresaron en torno a los 500.000 euros cada una.

Empleados. En total, el holding cuenta con una plantilla de 125 empleados repartidos entre los 50 de Tradesegur, los 14 de Siaisa, los 6 de Somintec, los 40 de Skidata, los 13 de Lector Vision y los dos de Smartpol.

Exterior. La empresa tiene presencia en Andorra, Portugal, América Central y América del Sur. El frente externo supone el 5% de su facturación. Antes del Covid esperaban aumentar esta cuota hasta el 10% o el 15% en los próximos tres años.

Ferias. Asisten para ganar visibilidad. Nunca fallan a Traffic, Sicur y Municipalia en España. Fuera, el año pasado asistieron a una en México y este año cancelaron su presencia en Ámsterdam por el coronavirus.

Normas
Entra en El País para participar