Almeida anima a no salir a la calle en los barrios del sur de Madrid

El alcalde de Madrid recomienda quedarse en casa en las zonas con mayor incidencia del virus y advierte que endurecerá la vigilancia antibotellón

El Gobierno de la comunidad descarta solicitar el estado de alarma

Coronavirus Madrid sur
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante la presentación de la tarjeta Familias, una nueva herramienta de atención social, en Madrid (España) a 26 de agosto de 2020. Europa Press

El alcalde de Madrid, José Luis Rodríguez-Almeida, ha animado este miércoles a seguir las recomendaciones de no salir a la calle en los barrios de la capital más afectados por los brotes y ha advertido de que el Ayuntamiento de Madrid intensificará los controles policiales para evitar que se produzcan botellones y multar a los jóvenes que no lleven mascarillas.

El alcalde madrileño ha insistido en que conviene no salir a la calle "en determinados barrios de distritos del sur", algo que se debe entender "como una recomendación de Sanidad sin que tenga carácter obligacional pero que pueda ser asumido".

"Conviene no salir debido a los datos, da igual que fueran otros barrios, hay que extremar las precauciones y seguir las recomendaciones que no son caprichosas sino que se hacen con la finalidad de parar ese incremento de contagios", ha aseverado y ha apuntado que hay que tener la frialdad suficiente para entender que "hay que adoptar todas aquellas medidas que sean oportunas".

Además, ha incidido en que "no hay que estigmatizar los barrios del sur", sino que "hay que apoyarlos más que nunca". "No ponemos relajarnos. Por eso, animo a que seguir todas las recomendaciones", ha reseñado.

Almeida ha querido recordar a los jóvenes que tienen que llevar mascarilla y seguir el resto de recomendaciones, ya que "el virus ataca a todos". "Las estadísticas están ahí y ha bajado muy considerable la edad de contagio", ha dicho.

Al hilo, ha señalado que la Policía Municipal de Madrid está intensificando los controles antibotellón en parques como el de Pradolongo de Usera y en el resto de los distritos de la capital. "Vamos a intensificar las acciones para que esto no se produzca", ha advertido.

La Comunidad de Madrid descarta el estado de alarma

Las palabras de Almeida contrastan ligeramente con las que vienen del Gobierno de la Comunidad de Madrid que insiste en no generar alarma y aunque advierte del riesgo, tan solo llama a "restringir la movilidad insegura", es decir, "la movilidad que no viene acompañada del uso de mascarilla", ha explicado el vicepresidente, Ignacio Aguado, que además ha subrayado que descarta la pertición del estado de alarma en la región. "La situación en la Comunidad de Madrid es de una cierta estabilidad, pero evidentemente nos hace estar en alerta", ha manifestado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde ha aludido al aumento de casos positivos en las últimas semanas, así como de las hospitalizaciones "de una forma sostenible pero significativa".

"Eso nos hace como Gobierno tener que estar en alerta pero no en alarma", ha afirmado el vicepresidente regional, quien ha destacado la necesidad de "trasladar una foto realista de lo que está sucediendo y contextualizada". En este sentido, ha aseverado que "la realidad en la Comunidad de Madrid es que la situación está controlada", y ha hecho hincapié en la "tranquilidad en los hospitales", porque tienen una "presión asistencial razonable", con entre un 10% y un 15% de las camas con pacientes Covid-19. En esta línea, ha recalcado que a día de hoy hay 169 personas ingresadas en UCI, cuando se han llegado a tener más de 1.500 personas en UCI en el pico más alto de la pandemia.

"Aunque a nadie se le escapa que estamos peor que hace unas semanas, no es bueno que exageremos, que generemos un estado de alarma innecesario", ha agregado, aunque ha reconocido que "eso no quita que en cualquier momento la epidemia se pueda descontrolar, en la Comunidad de Madrid y en toda España". Así, ha afirmado que el principal objetivo del Gobierno regional es evitar que "esta segunda oleada se descontrole en la Comunidad de Madrid".

Tras advertir de que "es prácticamente imposible" evitar que haya nuevos contagios, ha asegurado que se hará todo lo posible para que eso nuevos contagios "no supongan poner en jaque o comprometer la asistencia sanitaria", y que eso obligue a tomar medidas. En este sentido, ha defendido que "el principal criterio" que tiene que marcar la actuación del Gobierno es la evolución de la presión asistencial en los hospitales.

Aguado ha destacado las medidas aprobadas por el Consejo de Gobierno para la lucha contra el Covid-19, como las partidas para la realización de pruebas PCR o para las obras de adaptación de los centros escolares, así como las ayudas para paliar las consecuencias de la pandemia.

"Yo no soy partidario en términos generales de más confinamientos, no soy partidario de volver otra vez a repetir los pasos de marzo y de abril, porque ya sabemos dónde acaban, acaban en un estado de alarma y acaban en una ruina absoluta de familias y de un país, y hay que buscar alternativas y seguramente ser valientes y creativos, en algunos casos, para pensar soluciones a esta segunda oleada, que no tiene porqué parecerse ni replicar la primer ola", ha explicado.

El juez que no ratificó las medidas de Madrid asegura que la orden regional sigue vigente

El titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 14 de Madrid, Alfonso Villagómez, quien no ratificó la orden de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid de medidas preventivas contra el contagio como la prohibición de fumar a menos de dos metros de otra persona, ha señalado este miércoles que él no anuló las medidas y que por tanto la disposición regional sigue vigente.

En declaraciones a Europa Press, Villagómez ha explicado que la disposición general sobre la que la consejería pedía ratificación establece normas generales y no para una persona específica, y ha subrayado que ese tipo de orden no necesita la ratificación judicial.

Sostiene que una vez se aprueba por el órgano pertinente y se publica, "tiene efectos jurídicos" y por tanto la ratificación o no de un juez "no afecta" y sigue en vigor. En este sentido, ha explicado que el juez no controla ni valora la legalidad de esa orden, puesto que es juez de garantías y por tanto solo determina y aprecia si la disposición afecta a los derechos fundamentales de la persona.

Normas
Entra en El País para participar