Energía

La reciente venta de activos eólicos y solares destapa una burbuja en las renovables

EDP vende parques eólicos por 2,1 millones/MW y CTGE compra 500 MW fotovoltaicos a X-Elio por 590 millones

Planta eólica y fotovoltaica.
Planta eólica y fotovoltaica.

El pasado 10 de agosto, el grupo portugués EDP anunciaba un acuerdo con Finerge, uno de los mayores productores de energía renovable de Portugal, para la venta de la totalidad de la participación de su filial de renovables (EDPR) y de los préstamos de accionistas pendientes, en varios parques eólicos ubicados en Ávila y Cataluña con una capacidad de 242 MW, por valor de unos 426 millones de euros.

Según informó la compañía, los activos, con una vida media de nueve años, se valoraron, teniendo en cuenta el precio de la transacción y la deuda neta pendiente, en unos 507 millones de euros o 2,1 millones de euros/MW. Fuentes conocedoras de la operación señalan que ofertas por debajo de los dos millones de euros no pasaron ni la primera fase del proceso. En EDP lo consideran una buena operación, máxime teniendo en cuenta que el grupo luso ha pagado mucho menos por la eólica de Viesgo.

Este precio ha desatado las alarmas en un mercado que, en opinión de varios inversores, “se está calentando de manera peligrosa”, y auguran una burbuja en el sector de renovables a partir del cuarto trimestre.

Para demostrarlo, las mismas fuentes recuerdan que hasta hace poco el precio que se pagaba por este tipo de parques era de 1,1 millones de euros/MW. Desembolsar 1,5 millones era ya una proeza, pero superar los dos millones de euros es “una prueba de calentamiento y de operaciones de huida hacia adelante en los próximos meses”.

Más aún, opinan en el sector, si se tiene en cuenta que son activos que han agotado ya la mitad de su vida regulatoria (la que le da derecho a un incentivo o les asegura un precio-suelo). La rentabilidad por debajo del millón de euros/MW es ya dudosa, añaden las mismas fuentes. Una vez terminado dicho periodo, las plantas deben vender su producción al precio de mercado.

Pero el boom no se limita a la eólica, ya que tampoco el sector fotovoltaico se queda atrás. Una operación aún más reciente, la venta a China Three Gorges (CTGE) de activos de X-Elio también lo pone de manifiesto. El pasado 18 de agosto, el grupo asiático adquirió 13 plantas fotovoltaicas de esta compañía en España con una capacidad de 500 MW. Se trata de nuevos proyectos construidos entre los años 2019 y 2020.

Aunque las partes no han desvelado el montante de la operación, la última oferta conocida era de 1,03 millones/MW, lo que supone valorar el conjunto de activos en 590 millones de euros. Una cantidad desorbitada teniendo en cuenta que los parquesno incluyen la garantía de contratos a largo plazo o PPA.

Con esta operación, CTGE, que es el principal accionista de EDP, aunque no tiene el control de esta a compañía a la que lanzó una opa que se frustró, ha logrado desembarcar en el mercado de renovables en España. El grupo estatal chino ya ha intentado varias incursiones (en su día tanteó la posibilidad de entrar en los operadores de electricidad y gas, REE y Enagás), pero esta es la primera vez que tiene éxito.

Comprar activos o desarrollar proyectos

En el sector de las renovables hay dos tipos de compras: la de activos que están funcionando y la de pipeline o proyectos en desarrollo. La compra de instalaciones ya en marcha se suele atribuir a fondos de infraestructuras o a empresas dispuestas a pagar una prima por entrar en un mercado o sacar una rentabilidad rápida aunque sea más baja. Por su parte, la compra de proyectos en desarrollo resulta más apropiada para las empresas energéticas con necesidad de un retorno mayor y con capacidad para gestionar la construcción de proyectos.

España se enfrenta a un boom de renovables de la mano de los planes de descarbonización del Gobierno, que prevé que en 2030 un 30% de la capacidad del sistema sea verde.

Normas
Entra en El País para participar