Covid-19

Simón enciende las alarmas: “Las cosas no van bien, cada día hay más transmisión”

Los positivos continúan desbocados: 7.039 nuevos infectados, 3.349 en las últimas 24 horas

La Comunidad de Madrid vuelve a concentrar el tercio de los nuevos positivos

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, comparece en rueda de prensa para dar cuenta de los últimos datos de la pandemia de coronavirus en España.
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, comparece en rueda de prensa para dar cuenta de los últimos datos de la pandemia de coronavirus en España. EFE

"Que nadie se confunda, las cosas no van bien". Así de contundente se ha mostrado este jueves Fernando Simón, el coordinador de la emergencia sanitaria, en la rueda de prensa para explicar los datos de la evolución de la pandemia en España. Las cifras de este jueves siguen al nivel de las peores cifras de finales de abril. Los repuntes se dan en el número de infectados y también en las defunciones que se han multiplicado por 13 en el último mes. "Cada día tenemos más transmisión y si seguimos dejando que la transmisión siga hacia arriba acabaremos teniendo muchos hospitalizados, ingresados en UCI y muchos fallecidos, que no se confunda nadie", ha lanzado Simón.

Este jueves, el Ministerio de Sanidad ha notificado 7.039 nuevos positivos, de los que 3.349 han sido diagnosticados en las últimas 24 horas. En total, se han contagiado 377.906 personas. Los fallecidos con fecha de defunción de los últimos siete días bajan levemente, hasta los 122, una cifra igualmente alta, ya que, hace exactamente un mes los muertos con coronavirus no llegaban a la decena. El Ministerio, además, ha registrado 16 muertes más que el día anterior. En total han perdido la vida 28.813 personas. "El aumento de fallecidos se debe al retraso de Aragón en volcar su información y que la Comunidad de Madrid notifica la mayoría de los casos y de las defunciones", ha argumentado Simón.

La Comunidad de Madrid ha registrado un tercio del total, 1.020 positivos, un volumen algo menor que los que comunicó el día anterior. "Después de Aragón, Madrid es la comunidad que más fallecidos está notificando", ha indicado el doctor. "La Comunidad de Madrid es el centro de la diana, pero no es la única, hay otras que también están aumentando sus casos y tenemos que estar atentos también", añade Simón.

Tras Madrid, el País Vasco ocupa el segundo lugar en número infectados, hasta los 547. Detrás se encuentra Aragón, que continúa estabilizando su curva (352), y Andalucía, que con 302 casos diagnosticados ha aumentado su cifra este jueves. Estos datos no se pueden comparar con los del estado de alarma porque en ese momento se detectaba el 10% del total de infectados y ahora se detecta casi el 80%. "Ahora mismo en España la detección es muy precoz, pero hay que hacer más para detener los casos", ha advertido el epidemiólogo y se ha referido en concreto al cumplimiento de cuarentenas. "Si una persona tiene que aislarse, lo tiene que hacer para no generar brotes", ha denunciado Simón.

"La distribución geográfica del virus es muy particular en España, el virus se desplaza". Según Simón la curva del Covid-19 de todas las comunidades autónomas está en constante subida, aunque no al mismo ritmo. En cualquier caso, el doctor ha confirmado que la epidemia no está fuera de control a nivel nacional, "aunque en algunos puntos concretos, podría ser que sí".

En la Comunidad de Madrid se han activado este jueves las nuevas restricciones que incluyen la prohibición de fumar en la calle si no hay distancia de seguridad, el cierre de discotecas y la apertura de los bares hasta la 1.00 horas, sin permitir la entrada de más clientes a las 00.00. Además, se han reforzado los controles para evitar el botellón y se deberá realizar una evaluación de riesgo previa de la autoridad sanitaria en los eventos de más de 600 personas.

Canarias, por su parte, también ha decretado este jueves nuevas medidas más restrictivas de control de la pandemia que incluyen el cierre total del ocio nocturno, el límite de hasta la 1.00 para los bares y restaurantes, la prohibición de todas las concentraciones multitudinarias de cualquier tipo y se restringen las visitas a los centros de mayores.

"Hay medidas que dan vértigo porque se limitan derechos fundamentales", ha valorado el epidemiólogo que ha advertido que "en algunos puntos concretos se podrían plantear medidas de confinamiento y tendría mucho sentido hacerlo, aunque habría que valorarlo caso por caso".

Normas
Entra en El País para participar