Textil

Pepe Jeans crece en El Corte Inglés mientras reduce su presencia a pie de calle

De sus 76 tiendas en España 33 ya están en los grandes almacenes

Tienda de Pepe Jeans en la calle Fuencarral de Madrid
Tienda de Pepe Jeans en la calle Fuencarral de Madrid

El grupo Pepe Jeans atraviesa un periodo de transformación que abarca desde su denominación corporativa hasta su estructura financiera, pasando, como no puede ser de otra manera en un operador tradicional del sector textil, a su modelo de venta física.

En el caso de su enseña principal, Pepe Jeans, esta vira hacia un menor peso de las tiendas a pie de calle o ubicadas en centros comerciales, en favor de una mayor presencia de puntos de venta o córners situados en los grandes almacenes de El Corte Inglés.

Así lo reflejan los datos de la compañía extraídos de las cuentas anuales de Pepe Jeans SL, la sociedad que agrupa el negocio español de la marca. En las de 2019, depositadas hace escasas fechas en el Registro Mercantil, la empresa habla de una red de tiendas propias de 84 establecimientos, de las que 33 son espacios de El Corte Inglés, 12 son outlets y 38 tiendas normales, de las que están ubicadas a pie de calle o en centros comerciales. Este último es el dato más bajo desde, al menos, 2013, último dato accesible a través de la herramienta Insight View.

El retroceso de este modelo de tienda ha ido de la mano con un crecimiento en El Corte Inglés. Hasta 2016 Pepe Jeans mantuvo una presencia estable en los grandes almacenes, con 21 o 22 puntos de venta. El salto lo dio en 2017 alcanzando los 27, para seguir creciendo en 2018 hasta los 31 y en el siguiente ejercicio hasta los 33, su mayor cifra. Si en 2015 las concesiones de El Corte Inglés representaban el 27% de su red, a cierre del ejercicio 2018-2019, el 31 de marzo del año pasado, ya alcanzaban el 40%.

Menos red

Una tendencia que se ha intensificado en el último año. En la actualidad Pepe Jeans cuenta con una red de 76 establecimientos, ocho menos que en marzo del año pasado, como confirman fuentes de la empresa.

De esta cantidad mantiene 33 en grandes almacenes de El Corte Inglés y 15 outlets, como figura en su página web. El resto, 28, corresponden a su modelo de tienda tradicional. Por primera vez estas son minoría respecto a las concesiones de El Corte Inglés.

Desde Pepe Jeans se explica que se marcó un objetivo de optimización de la red de tiendas dentro de su plan de transformación, cerrando aquellas que no eran rentables. Dentro de ese plan también quiere intensificar su apuesta por las ventas online.

Si se añaden las tiendas de Hackett y Façonnable, también propiedad del Grupo Pepe Jeans aunque su negocio no se incluye en el de Pepe Jeans SL, y de Tommy Hilfiger, de la que es su agente comercializador en exclusiva, el grupo de moda cuenta en la actualidad en España con 159 tiendas, seis más que en marzo de 2019 gracias, de nuevo, a los nuevos puntos de venta de Hackett abiertos en grandes almacenes de El Corte Inglés, según explican desde la firma.

Cambios en una empresa que a principio de este mes anunció su nueva denominación. Desde entonces lo que antes se conocía como Grupo Pepe Jeans ahora es All We Wear Group (AWWG), aunque sus marcas continúa conservando su denominación. Algo parecido a lo que hace dos años hizo Cortefiel, cambiando la denominación del grupo a Tendam.

En el ejercicio finalizado el pasado mes de marzo, el conjunto del grupo Grupo Pepe Jeans facturó más de 500 millones de euros. La empresa explica que el arranque del ejercicio 2020-2021 ha estado marcado por el impacto del Covid-19 en el sector textil. Prácticamente en el primer mes y medio de su año contable la compañía se vio obligada a mantener cerradas sus tiendas, aunque en el primer trimestre registró en el canal online un “fortísimo crecimiento”, aumentando más de un 250% en la marca Pepe Jeans y un 40% las de Hackett. En junio pudo reabrir paulatinamente su red con un comportamiento “mejor del esperado”, pero inferior al de junio de 2019.

Refinanciación y ampliación de capital

Fondos. El Grupo Pepe Jeans firmó a principios de agosto una refinanciación de su crédito sindicado que contempla la aportación adicional de 46,6 millones de euros de las 14 entidades financieras participantes, encabezadas por BBVA, Santander y La Caixa. Esta parte forma parte de una nueva financiación a largo plazo que cuenta con aval del Instituto de Crédito Oficial. Además sus propietarios, el fondo libanés M1, y LCatterton, el brazo inversor del gigante LVMH, así como el equipo gestor del grupo suscribieron una ampliación de capital por 30 millones de euros para “reforzar la capacidad financiera y aportar la solvencia necesaria para afrontar los planes de transformación”.

Normas
Entra en El País para participar