El fondo de Noruega apuesta por el bono español en plena pandemia

La inversión en deuda española supera a la que hace en Italia

Fondo de Noruega pulsa en la foto

El fondo soberano de Noruega, el mayor del mundo, ha reforzado su apuesta por los bonos españoles durante la pandemia. Al cierre del primer semestre de 2020 tenía una inversión en deuda pública española por valor de 58.134 millones de coronas (5.533 millones de euros). El importe es un 13% superior al que mantenía a finales de 2019, antes de que estallase la crisis sanitaria, económica y financiera del Covid-19.

 El conocido como “fondo del petróleo” es un vehículo inversor manejado por el Banco Central de Noruega (Norges Bank), que acumulaba al cierre de junio un patrimonio valorado en 989.000 millones de euros, concentrado especialmente en Bolsa (70%). La inversión en renta fija es del 28% y el resto está en activos inmobiliarios no cotizados.

La entidad presentó ayer el balance de gestión del primer semestre de 2020. Tras registrar fuertes pérdidas en marzo, el fondo ha conseguido recuperar posiciones y aumentar en 111.000 millones de euros el valor de sus inversiones durante el segundo trimestre, un récord histórico. Aun así, registra pérdidas en el año del 3,4%.

El aumento de la exposición del fondo noruego a la deuda pública española se ha producido a pesar de que, de forma global, sus gestores han optado por rebajar el peso total de la inversión en renta fija.

Además, la inversión en bonos emitidos por el Tesoro y otras administraciones públicas españolas supera a la apuesta del fondo en deuda pública de Italia, cuando el volumen de deuda pública transalpina en circulación es el doble que la española.

Inversiones en Bolsa española

  • Applus. El fondo noruego del petróleo es uno de los grandes inversores en el Ibex 35, manejando posiciones que superan el 2% en muchos de los grandes bancos españoles. Pero también tiene importantes apuestas por compañías de menor tamaño, como es el caso de Applus, donde controla el 4,98% del capital, siendo el segundo mayor accionista, tras River & Mercantile Group.
  • Iberdrola. La eléctrica española es una de las cotizadas nacionales que mejor desempeño ha tenido en los últimos años. Norges Bank controla en la actualidad el 3,11% del capital, solo por detrás de la gestora estadounidense BlackRock y del fondo soberano de Qatar.
  • Técnicas Reunidas. Es otra de las grandes apuestas en España del fondo de Noruega. En la actualidad, controla el 5,11% de las acciones de la compañía, siendo el cuarto mayor accionista. Sin contar la posición que mantienen las familias fundadoras, Norges Bank sería el primer inversor institucional.

En el total del patrimonio del fondo, las inversiones en bonos superan los 250.000 millones de euros. Durante el primer semestre, han sido la parte más rentable de la cartera, aportando un rendimiento del 5,1%.


Los orígenes

El fondo comenzó a operar en 1996. Unos años antes, el Gobierno noruego había descubierto petróleo en el Mar del Norte y el Parlamento decidió que la mejor forma de aprovechar los ingresos de su explotación era a través de un vehículo que invirtiera bajo criterios estrictamente financieros, sin limitaciones geográficas ni por activos.

Las aportaciones realizadas por los ingresos de la explotación del petróleo y el gas natural ascendían, al cierre de 2019, a 318.000 millones de euros, mientras que los rendimientos generados por las inversiones sumaban 492.000 millones de euros. La revalorización de la corona noruega respecto a otras divisas ha aportado otros 132.000 millones de euros.

La rentabilidad lograda por los gestores ha sido notable. Un 5,79% en términos anualizados entre enero de 1998 y junio de 2020. Las enormes sumas acumuladas por parte del fondo equivalen a un importe de 180.000 euros para cada ciudadano de Noruega.

El objetivo del fondo es garantizar el futuro de las próximas generaciones de noruegos. Hasta ahora, el Gobierno apenas había hecho uso de este colosal recurso financiero. Sin embargo, con la crisis del coronavirus, se acordó retirar 32.000 millones de euros para mitigar el impacto de la pandemia. Hasta la fecha, tan solo se habían utilizado los intereses y dividendos de los activos en los que invierte el fondo.

Norges Bank Investment Management, la gestora ligada al Banco Central Noruego y encargada de administrar el patrimonio del fondo, nunca ha tenido contemplaciones a la hora de invertir en Bolsa el dinero del fondo, llegando a superar en ocasiones el 70% por de la cartera.

El vehículo inversor es propietario de acciones en más de 9.000 compañías de todo el mundo, llegando a controlar el 1,5% de las cotizadas de todo el planeta.

Sus principales posiciones en renta variable actualmente son los gigantes tecnológicos estadounidenses: Microsoft, Apple, Amazon, Facebook y Alphabet (matriz de Google y YouTube).

Normas
Entra en El País para participar