Walmart dispara un 79% su beneficio trimestral tras duplicar sus ventas online

La cadena estadounidense de distribución minorista Walmart obtuvo un beneficio neto atribuido de 5.429 millones de euros entre mayo y julio

Tienda de Walmart en Burbank, California.
Tienda de Walmart en Burbank, California. AFP

La cadena estadounidense de distribución minorista Walmart obtuvo un beneficio neto atribuido de 6.476 millones de dólares (5.429 millones de euros) entre los meses de mayo y julio, segundo trimestre de su año fiscal, lo que representa un incremento del 79,4% en comparación con su resultado del mismo periodo del ejercicio precedente, después del crecimiento del 97% de su facturación electrónica.

La cifra de negocio de Walmart en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal aumentó un 5,6%, hasta 137.742 millones de dólares (115.476 millones de euros), con un incremento del 9,5% de las ventas de Walmart US, hasta 93.300 millones de dólares (78.218 millones de euros), mientras que en el ámbito internacional sus ingresos disminuyeron un 6,8%, hasta 27.200 millones de dólares (22.803 millones de euros), lastradas por el tipo de cambio.

De este modo, en los seis primeros meses de su año fiscal la cadena estadounidense de distribución minorista logró un beneficio neto atribuido de 10.466 millones de dólares (8.774 millones de euros), un 40,4% más que en la primera mitad del ejercicio precedente, mientras que la cifra de negocio creció un 7,1%, hasta 272.364 millones de dólares (228.337 millones de euros).

Walmart decidió en mayo retirar sus previsiones para el conjunto del ejercicio debido a la volatilidad sin precedentes en el entorno macroeconómico como consecuencia del Covid-19.

Peor marcha tras los estímulos

Sin embargo, tras terminar los estímulos del Gobierno, las ventas de la compañía volvieron a la normalidad: experimentaron una subida del 4% en términos comparables en julio. Las acciones abrieron con subidas moderadas, menores de las expectativas del premercado, cuando ascendían un 5,5%.

El director financiero de Walmart, Brett Biggs, aseguró que "en el segundo trimestre vimos unas ventas mejores de lo esperado en gran medida por las existencias y por el gasto gracias a los estímulos, pero el alcance en el futuro de ese estímulo gubernamental sigue siendo incierto".

Los ejecutivos de Walmart también se refirieron a la vuelta a los colegios como un motivo de preocupación en la venta de estos productos. Alegaron que la temporada de regreso a las aulas se ha visto "entrecortada" y un mayor número de distritos escolares han reducido sus planes de reapertura para frenar la propagación del coronavirus. De esta forma, los compradores tenían poca o nula necesidad de mochilas y uniformes.

Normas
Entra en El País para participar