Deporte

La Champions disputa sus primeras semifinales sin un top 3 económico en 13 años

También son las primeras sin clubes españoles en ese tiempo

Uno de los goles del Bayern de Múnich en la goleada (8-2) que endosó al FC Barcelona el pasado viernes en cuartos de final de la Liga de Campeones.  reuters
Uno de los goles del Bayern de Múnich en la goleada (8-2) que endosó al FC Barcelona el pasado viernes en cuartos de final de la Liga de Campeones. reuters

La Liga de Campeones más extraña que se recuerda celebra hoy el primer partido de unas semifinales no menos atípicas, con dos equipos alemanes y dos franceses disputándose el principal torneo de fútbol a nivel de clubes.

Paris Saint-Germain (PSG) y RB Leipzig, el club alemán del gigante de las bebidas energéticas Red Bull, se disputan hoy el primer puesto en la final del próximo domingo. Mañana lo harán Bayern de Múnich y Olympique de Lyon. Todos estos partidos, como sucedió también en cuartos de final, se disputan en Lisboa a puerta cerrada y a partido único.

Unas condiciones que, casualidad o no, han provocado que por primera vez en 13 años ninguno de los cuatro supervivientes sea uno de los tres clubes europeos más poderosos en cuanto a generación de ingresos.

Bayern y PSG gozan de un enorme potencial financiero que les coloca en el cuarto y quinto lugar del último informe Football Money League que Deloitte publicó en enero. Pero ninguno de los que ocupan el podio financiero han sido capaces de colocarse este año entre los cuatro mejores clubes europeos sobre el campo.

El Barcelona, primero de la clasificación de Deloitte con unos ingresos de casi 841 millones, sufrió una derrota humillante de 8-2 a manos del Bayern de Múnich, este con casi 200 millones menos de facturación. El Real Madrid fue apeado antes, en octavos de final por segundo año consecutivo, por el Manchester City, que después fue derrotado por el Olympique de Lyon. El tercero, el Manchester United, no competía en la Liga de Campeones sino en la Europa League, pero aún así el Sevilla fue capaz de ganarle el domingo 2-1 pese a que el conjunto inglés multiplica por cinco sus ingresos.

Antecedentes

Hay que viajar hasta la temporada 2006-2007 para encontrar las últimas semifinales que no jugaron ninguno de los tres equipos con más ingresos de Europa durante ese año. Fueron las disputadas por Manchester United, que entonces era el cuarto, Milan (5º), Chelsea (6º) y Liverpool (10º). Desde entonces y durante 12 temporadas seguidas bien Real Madrid, Barcelona o Manchester United lograron meterse en la penúltima ronda de la Liga de Campeones.

Especialmente los españoles, que a diferencia del United han competido cada año en la máxima competición europea. De hecho durante esas 12 temporadas las semifinales siempre habíán contado con presencia de Real Madrid o Barcelona, aunque no coinciden ambos desde 2015.

Aún así, las semifinales de este año tienen dos claros favoritos desde el prisma financiero. El Bayern lleva desde 2009 entre los cinco clubes más ricos de Europa, tiempo en el que ha llegado a ocho semifinales de Champions y ha ganado una. Junto a Madrid y Barcelona es uno de los tres equipos de la élite que sobreviven al apogeo económico de la Premier inglesa o a los petródolares. Los mismos que han aupado al PSG a la élite financiera del fútbol, siendo el quinto club con más ingresos con 636 millones, aunque estas son las primeras semifinales que disputa.

Este triplica los ingresos de su rival hoy, el RB Leipzig, un recién llegado al fútbol profesional y verdugo del Atlético de Madrid en cuartos. Su primera temporada en la primera alemana fue la 2016-2017. Ese mismo año quedó segundo y se clasificó para la Liga de Campeones. El respaldo económico de Red Bull y los contratos televisivos han hecho subir como la espuma su poderíao financiero: cerró la temporada 2018-2019 con unos ingresos de 271 millones, aunque la cifra incluye venta de jugadores [Deloitte no incluye los traspasos en sus ránkings].

El Bayern también triplica en ingresos al Olympique de Lyon, 17º en la clasificación de Deloitte y que 10 años después vuelve a unas semifinales. Las cifras dan a entender una final casi segura Bayern-PSG, pero el fútbol no siempre es matemático.

El Sevilla, una final alcanzada en inferioridad financiera

Éxito. El Sevilla selló el domingo su clasifiación para la final de la Europa League tras imponerse por 2-1 a todo un gigante como el Manchester United, que multiplica por cinco los ingresos del club español. Una desigualdad que también sufrió, aunque en menor medida, con el Wolverhampton en cuarto de final. El club inglés es el 25º de Europa con más ingresos, con 195,5 millones de euros según el informe Football Money League de Deloitte, que da al Sevilla una cifra de 142,5. Los Wolves, como se les conoce en el mundo futbolístico, están controlados por el grupo chino Fosun.Más amplia fue la diferencia con su rival en los octavos de final, la Roma, 16º club del continente en facturación con 231 millones.

Normas
Entra en El País para participar