Juego

Los ingresos del juego online también crecieron en marzo pese a la caída de las apuestas

El resto de modalidades se dispararon por el confinamiento

Juego Online Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Las distintas modalidades de juegos de azar online compensaron con creces en marzo la caída de las apuestas deportivas, la principal fuente de negocio de los operadores virtuales y cuya actividad se vio paralizada desde mediados de ese mes por la suspensión de las competiciones deportivas, obligadas por la pandemia del coronavirus.

En marzo, último mes con estadísticas elaboradas por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), dependiente del Ministerio de Consumo de Alberto Garzón, el margen de juego de los operadores virtuales alcanzó los 67,5 millones entre todas las modalidades, un 5% más que el mismo mes del año anterior.

El margen de juego es una magnitud clave para el sector. Esta refleja las cantidades jugadas por los usuarios una vez ya se han descontado los premios entregados por los operadores. Es decir, es el margen que ya queda en poder de estos. Este creció ese 5% pese a la pronunciada caída del negocio de las apuestas, que supone en condiciones normales más de la mitad de lo que genera el juego online. Su margen retrocedió un 15,4% hasta los 27,1 millones de euros.

Algo que compensaron el resto de opciones de juegos de azar, que crecieron de forma notable durante ese mismo mes. Los juegos de casino, que suele ser la segunda categoría por negocio generado, lo hicieron un 15,4% hasta 28,1 millones, superando a las apuestas; los juegos de póker crecieron un 47,3% superando los 10 millones; los bingos online un 37% hasta 1,5 millones, y los concursos se dispararon un 1.326% hasta cerca de 600.000 euros.

Unos incrementos que llevaron al Ministerio de Consumo a decretar la prohibición de la publicidad del juego online fuera de una franja de una a cinco de la madrugada. Entonces, el ministro Alberto Garzón explicó que se habían detectado fuertes incrementos en las distintas categorías del juego online desde que se decretara el confinamiento, aunque no los detalló. Los datos de la DGOJ sí reflejan esa tendencia. Ese 31 de marzo la patronal de los operadores online, Jdigital, explicó en un comunicado que desde el estado de alarma los ingresos habían caído “notablemente” por la caída de las apuestas. Los datos oficiales muestran que, al menos en marzo, el margen de los operadores creció gracias al resto de juegos.

También lo hizo en el periodo entre enero y marzo que, de hecho, ya es el trimestre con el mayor margen de juego generado por los operadores online desde que la DGOJ empezó a recoger en 2013 los datos. En conjunto el sector llegó a los 217,9 millones, un 12,5% más que en el mismo trimestre del año anterior; un 17% más que en el último de 2019 y un 250% más que siete años antes.

Crecimientos que no contradicen el hecho de que los últimos meses hayan sido críticos para el conjunto del sector. Los datos de marzo todavía reflejaban medio mes de aportación de las apuestas deportivas, con partidos como la Liga de Campeones jugados hasta apenas días antes del estado de alarma en España.

Los ingresos generados por esta modalidad quedaron reducidos prácticamente a cero durante casi dos meses. No fue hasta la segunda mitad de mayo cuando volvieron a reactivarse las competiciones, primero con la liga de fútbol alemana y ya en junio en España. La vuelta de otros torneos como la liga estadounidense de baloncesto, la NBA, o de las carreras de Fórmula 1 o MotoGP han servido al sector para volver a coger cierto impulso.

Este se prepara para que, presumiblemente en octubre, el Gobierno apruebe la ley que prohibirá la publicidad del juego online salvo de 1 a 5 de la madrugada.

Normas
Entra en El País para participar