Construcción

ACS rebaja beneficios en un 30,9% por la aportación negativa de Abertis

Los ingresos del grupo retroceden un 2,6% hasta junio

ACS rebaja beneficios en un 30,9% por la aportación negativa de Abertis

 La contribución negativa de Abertis a las cuentas de ACS se ha llevado un 30% del resultado neto de la empresa de construcción y servicios, según ha explicado a la CNMV. La firma ha cerrado el primer semestre del año con un resultado neto de 361 millones de euros. Excluyendo el impacto de Abertis, en todo caso, ACS seguiría notando el impacto de la pandemia del coronavirus con una caída del 5,1% en el resultado. La empresa de autopistas aportó 104 millones al resultado en la primera mitad de 2019, restando 37 millones este ejercicio.

Las ventas del grupo han caído un 2,6%, hasta los 18.337 millones de euros, unas cifras que no están afectadas por Abertis. ACS explica que el impacto de los confinamientos en el área de construcción y de servicios industriales ha sido más limitado que en Abertis, castigada por la prohibición de la movilidad no esencial.

Los ingresos de la concesionaria se han reducido en un 31%, hasta los 1.789 millones de euros en seis meses. Su resultado de explotación baja en un 38% y el beneficio neto queda en 134 millones, antes de aplicar los ajustes contables derivados de la compra por parte de ACS y Atlantia (PPA) que se trasladan a la cuenta de ACS.

La distribución por áreas de los ingresos muestra, también, el desigual impacto del coronavirus. Los ingresos se reducen un 19,6% en España, donde el confinamiento fue más largo y severo, y un 14,4% en Europa. En EE UU, por el contrario, suben el 6,2% hasta los 8,176 millones, el 44% del total de la facturación. En Australia el negocio baja por el impacto del tipo de cambio, mientras crece más del 14% en América del Sur, gracias sobre todo a la construcción de infraestructuras energéticas en Brasil.

En términos operativos, el Ebitda ha caído un 17% hasta 1.345 millones, descenso que queda en el 6,8% si se excluye el impacto de Abertis. El Ebit cae más, un 21,8%. Por áreas de negocio, la de Infraestructuras aportó 161 millones al beneficio del grupo, un 45,4 % menos que en el primer semestre de 2019. La actividad de Construcción redujo su aportación un 3,7 %, hasta 177 millones, mientras que la de Concesiones tuvo una contribución negativa de 16 millones, frente a los 110 millones positivos de hace un año. El área de Servicios Industriales aportó 206 millones al beneficio neto, lo que supone un descenso del 7%.

Mientras, la sociedad ha registrado un fuerte aumento de la deuda neta, que según la información remitida al supervisor ha pasado de 54 millones a cierre de 2019 a 2.699 millones al acabar el semestre. Según explica la empresa, ello se debe “ a la estacionalidad propia del periodo que implica una salida de caja por variación del capital circulante, por un menor uso de factoring”. Esta variación del fondo de maniobra ha consumido la totalidad del flujo de efectivo de las operaciones.

Además, el grupo ha efectuado pagos de 809 millones de euros vinculados a Dubai BIC Contracting (BICC), una constructora de Dubai participada por Cimic que dejó un agujero de 1.100 millones de euros en la australiana, cuyo capital está a su vez controlado por Hochief y por Cimic. Aunque se ha registrado este año, ACS no ha incluido en sus cuentas impacto derivado de BICC, el año pasado provisionó 400 millones de euros. En paralelo, la retribución al accionista, las inversiones y las compras de acciones de Cimic y Hochtief explica el resto del alza de la deuda.

La cartera de pedidos se situó en junio en 75.812 millones, un 0,9% menos que un año antes. El 43% de la cartera corresponde a América del Norte; el 26% a Australia; y el 20% a Europa.

Normas
Entra en El País para participar