Construcción

Moody's recorta aún más el rating de OHL

Mantiene a la empresa en el nivel de "calidad muy pobre" dentro del 'bono basura'

Una obra de la construtora OHL.
Una obra de la construtora OHL. EFE

La agencia de calificiación crediticia Moody’s ha recortado la calificación que tiene para OHL desde Caa1 a Caa2 con perpsectiva negativa, por lo que mantiene a la empresa en el nivel de “calidad muy pobre” dentro del llamado ‘bono basura’ o grado de especulación. En concreto, la calificación está a solo tres escaloes del rating D, que implica impago de la deuda. La perspectiva negativa indica la probabilidad de nuevas rebajas.

“La reducción a Caa2 es consecuencia de unos resultados registrados por la constructora durante la primera mitad del año que se vieron afectados negativamente por una desaceleración impulsada por el coronavirus en la actividad de construcción, especialmente en España y América Latina”, explica la agencia de calificación creditica.

La firma añade que si bien el Ebitda del grupo, de alrededor de 20 millones de euros, disminuyó sólo levemente en el año (23 millones de euros en el primer semestre de 2019), el importante consumo de efectivo que se está produciendo, de 206 millones de euros, y el probable retraso en las ventas de activos previstas han causado un deterioro en la evaluación de la liquidez de Moody’s para el grupo”.

Moody’s considera que el nuevo préstamo bancario sindicado de 140 millones de euros de OHL, respaldado por el gobierno español y utilizado actualmente por 70 millones de euros, “le ayudará a superar el retraso en la venta de sus dos principales proyectos de desarrollo, Old War Office y Canalejas, hasta mediados de 2021, aunque en un entorno de mercado más difícil y con mayores riesgos de ejecución”.

De hecho, estos dos desarrollos inmobiliarios son claves para las finanzas la empresa, en la medida en que en los próximos meses el complejo Canalejas abrirá sus puertas y la empresa podrá empezar a recibir flujo de caja de los alquileres. Respecto al desarrollo en Londres del Old War Office, la empresa baraja vender su participación del 49% como vía para fortalecer su posición de liquidez.

 

"A la luz de una nueva disminución de la posición de caja de 352 millones de euros a finales de junio de 2020 (555 millones de euros a finales de 2019), de los cuales aproximadamente la mitad, según estimaciones de Moody's, se encuentran en empresas conjuntas o afiliadas, por lo que la empresa matriz no puede disponer fácilmente de ellos, Moody's considera que la liquidez de OHL es en general débil".

 

Normas
Entra en El País para participar